¿Vivir más de 100 años? Científicos investigan si el consumo de la vitamina B3 aumenta esta posibilidad

(Caracas, 15 de octubre. Noticias24) – Un grupo de expertos aseguró conocer la clave para vivir más de 100 años, tras haber realizado un experimento que demostró en lombrices que una dieta rica en niacinia incide positivamente en la longevidad, gracias a que es una fuente alta en vitamina B3.

Lo especialistas de la Escuela Polítécnica Federal de Zúrich, señalaron que la niacinia (vitamina B3) en el organismo de las lombrices promueve la formación de radicales libres, producidos por el organismo para luchar contra las bacterias y virus, permitiendo así que vivan un 10% más de lo habitual.

Estudios anteriores sostenían que practicar deportes de resistencia son saludables

Estudios anteriores sostenían que practicar deportes de resistencia son saludables, puesto que fomentan la formación de radicales libres. Sin embargo, esta investigación agregó que la vitamina B3 (que se encuentra en alimentos como la carne, el hígado, el pescado, el trigo o el arroz integral) tiene el mismo efecto que los ejercicios físicos.

Por lo tanto, el grupo de científicos rusos realizan un ensayo en ratones para saber si la niacina produce un efecto similar en su esperanza de vida. De obtener resultados positivos estos podrían ser relevantes en los humanos.

Con respecto a este tema le dejamos a continuación cinco maneras que en un futuro nos pueden ayudar a vivir hasta los 120 años.

1. El secreto de la rata-topo desnuda

En la última edición de la revista ‘Proceedings of the National Academy of Science’ se publicó un artículo de biólogos moleculares de la Universidad de Rochester, EE.UU., dedicada a las inusuales características de la rata-topo desnuda africana, que puede vivir en promedio 30 años, diez veces más que otros roedores.

Los biólogos descubrieron que entre las ratas-topo desnudas, el ribosoma –la ‘máquina’ que sintetiza las proteínas– es “único”. “Cuando el ribosoma ensambla aminoácidos para crear una proteína pueden ocurrir errores. Pero en este roedor las proteínas fabricadas por sus células tienen un 40% menos de probabilidades de contener un error que, por ejemplo, el organismo de los ratones”, explican los autores del estudio.

Alterar la estructura de los ribosomas en el ser humano no es posible por ahora, pero los investigadores indicaron que ya trabajan para tratar de desacelerar la síntesis de proteínas en las células, lo que conllevaría a alargar la vida del organismo.

2. Tabletas contra la vejez

En los últimos años se han publicado varios artículos científicos que demuestran que el Rapamycin, usado para prevenir el rechazo en el trasplante de órganos y para tratar ciertos tipos de cáncer, es capaz de alargar la vida en ratones de laboratorio.

Donde han comenzado a realizar ensayos clínicos con esta droga

Según las últimas investigaciones, el Rapamycin desacelera también la síntesis de proteínas haciendo que sean más eficaces. Los avances en roedores han inspirado a algunos investigadores a trabajar con las personas en Australia, donde han comenzado a realizar ensayos clínicos con esta droga con la esperanza de retrasar el envejecimiento en los seres humanos.

3. Alterar el funcionamiento de las células para vivir más de 100 años

En un estudio publicado en la revista británica ‘Nature’ demostraron que la rata-topo desnuda no sufre de cáncer. El responsable es el ácido hialurónico, que impide que las células de este roedor se aglutinen y formen tumores.

Los autores de este estudio demostraron que al bloquear la síntesis del ácido hialurónico en el organismo de la rata-topo, las células comenzaron a comportarse de la misma forma que en los ratones, provocando cáncer. “Buscamos las formas de prevenir la destrucción natural del ácido hialurónico en las células y las maneras de estimular el incremento de su síntesis, como en el organismo de la rata-topo”, señalaron los investigadores en el artículo.

4. La dieta, una forma de prolongar la vida

Numerosos artículos relacionan la dieta (restricción calórica) con la extensión de la vida y el retardo de enfermedades relacionadas con la edad. En una investigación publicada en la revista ‘Nature’ se subraya que al esclarecer el funcionamiento de los mecanismos que desencadenan el hambre, se podría encontrar la manera de prolongar la vida. Uno de estos mecanismos es la vía TOR, censora de aminoácidos y que regula la síntesis de proteínas y el crecimiento, que actúa como una especie de evaluador de combustible, detectando la disponibilidad de nutrientes y respondiendo mediante la alteración de la eficiencia con que las proteínas se fabrican.

“Buscamos las formas de prevenir la destrucción natural del ácido hialurónico”

“Cuando seamos capaces de regular el funcionamiento de este mecanismo, será un serio avance no solo en la lucha contra el envejecimiento sino también contra enfermedades como el cáncer que están estrechamente ligadas”, dijo el biólogo molecular y genetista David Sinclair del Harvard Medical School.

5. El secreto de la longevidad se lleva en los genes

Una razón por la que algunas personas centenarias llegan a vivir tantos años podría encontrarse en una variación genética, la cual ocasiona que las partículas de colesterol en su sangre sean más grandes de lo normal. El tamaño de estas partículas no suele estar relacionada con una buena salud.

Sin embargo, las evidencias muestran con mayor frecuencia las ventajas de contar con grandes partículas de lipoproteínas que transportan el colesterol a través del torrente sanguíneo, explicó el investigador estadounidense Nir Barzilai, del Colegio de Medicina Albert Einstein. “Las partículas más pequeñas pueden incrustarse con mayor facilidad en las paredes de los vasos sanguíneos, contribuyendo a la acumulación de grasa que desencadena infartos cardíacos y accidentes cerebrovasculares”, añadió Barzilai, quien llega a la conclusión de que uno de los posibles mecanismos de protección en centenarios son los genes que determinan el metabolismo de los lípidos.

“Al saber qué proteínas codifican estos genes se podría entender cómo funcionan sus mecanismos de defensa para luego producirlos artificialmente en personas que no poseen estos genes”, indicó el investigador.

Muchos críticos aseguran que no tiene sentido prolongar la vida de una persona debido a que es un calvario para ella y sus familiares. Sin embargo, los científicos aseguran que todos los métodos indicados anteriormente no prolongan la vejez, sino la juventud.