Inédito: justicia mexicana sienta precedente a favor de un joven con síndrome de Asperger

Foto: EFE / Scjn

(México, 17 de octubre – Agencias).- La Suprema Corte de Justicia de México aceptó la demanda de un joven autista que reclama el derecho de decidir sobre su vida sin la intervención de un tutor, un caso inédito en México sobre las garantías de quienes padecen discapacidades intelectuales o psicosociales.

A sus 25 años de edad, Ricardo Adair Coronel, quien padece el síndrome de Asperger, contestó ante la máxima instancia de justicia mexicana su “estado de interdicción”, una figura jurídica que lo obliga a obtener autorización de un padre o tutor para ejercer derechos básicos como tener un empleo, una pareja sentimental o vivir solo.

Aunque la enfermedad de Ricardo causa dificultades para comunicarse e interactuar socialmente, no representa un retraso en el desarrollo cognitivo o del lenguaje.

El miércoles, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (Scjn) concluyó “que el joven tenía razón en su demanda”, indica un comunicado de la institución.

Un vocero de la Scjn confirmó a la AFP que se trata de un hecho inédito en México, pero no confirmó si también en América Latina

Sin embargo, la concesión de la corte es limitada, pues un “juez deberá establecer qué tipo de actos puede realizar por sí sola la persona con discapacidad, y en qué otros requerirá de alguien que lo auxilie”.

“Lo que nosotros realmente queríamos era un apego fiel a la disposiciones del artículo 12 de la Convención” de los Derechos de las Personas con Discapacidad de Naciones Unidas, que les otorga igualdad jurídica, dijo a la AFP la directora de la Confederación Mexicana de Organizaciones en Favor de las Personas con Discapacidad (CONFE), Raquel Jelinek.

“Eso nos llevaría a declarar inconstitucional el juicio de interdicción”, añadió la experta.

Pese a ello, Jalinek saludó la relevancia de esta decisión ya que es “la primera vez que una persona discapacitada rechaza su condición de interdicción” en México abriendo “la discusión del reconocimiento de la capacidad jurídica de las personas con discapacidad intelectual”.

Un vocero de la Scjn confirmó a la AFP que se trata de un hecho inédito en México, pero no confirmó si también en América Latina.

El Supremo mexicano también fue innovador en el modo en que emitió la sentencia, que está redactada “en formato de ‘lectura fácil'” y elaborada “mediante los lineamientos emitidos por expertos europeos en temas de discapacidad”.

En diez puntos se presenta a Ricardo Adair Coronel, en un tamaño de letra mayor al habitual y con un lenguaje muy claro y directo, el sentido del fallo.

“Cada juez va a decidir respecto de cada persona qué decisiones puede tomar, cuáles no y cuáles con apoyos”

El primer punto dice: “Al analizar tu caso la Corte decidió que tú, Ricardo Adair, tienes razón”, mientras que en otros le informa que en poco tiempo un juez le llamará para pedirle su opinión sobre su discapacidad y decidirá quiénes le ayudarán a tomar ciertas decisiones.

El caso de Coronel ante la Scjn es el primero en el mundo en que se analiza la constitucionalidad de una ley a la luz de la Convención de la ONU sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad (2007), según el abogado del joven, Andrés Aguinaco.

El letrado del Centro Estratégico de Impacto Social (Ceis) dijo a Efe que el fallo es “un primer paso en la dirección correcta para implementar la Convención de Naciones Unidas”, a la que México se adhirió en mayo del 2008.

Recordó que mientras antes había un “modelo total de sustitución en la toma de decisiones” del discapacitado, ahora esas personas tendrán “acceso al juez” que analice ese estado.

“Cada juez va a decidir respecto de cada persona qué decisiones puede tomar, cuáles no y cuáles con apoyos”, añadió.

Según las últimas cifras disponibles del oficial Instituto Nacional de Estadística y Geografía, México contaba con 5,7 millones de personas con algún tipo de discapacidad en 2010, lo que representaba 5,1% de la población.

Con información de EFE y AFP