Atención padres: claves para detectar y actuar ante el acoso escolar

(Caracas, 09 de noviembre. Noticias24) – El acoso escolar existe y no es un problema que se puede dejar pasar, ya que no es solamente una “cosa de niños”. Un importante problema que supone el acoso escolar en la dificultad para detectarlo, pero un proceso de “acoso típico” comienza con agresiones e intimidaciones.

El objetivo del acosador es que su víctima sienta miedo, por lo que sus acciones pueden escalar hasta las agresiones físicas o el acoso psicológico.

Es importante señalar que la principal diferencia entre el acoso y una simple pelea entre niños es que el acoso es reiterado en el tiempo, por lo que es importante que los padres no se conviertan en “cómplices” de estas actuaciones.

Por esto presentamos unos importantes consejos para actuar frente a un caso de acoso:

—Si el acoso ya está establecido no enfrentarse directamente al grupo de agresores. Lo que hay que hacer es hablar con los propios padres, contándoles la situación o acudiendo a un profesor de confianza y pidiendo al tutor que organice debates o tome las acciones pertinentes para ayudar a la víctima.

—Si la situación es muy seria y la víctima está en riesgo, el niño debe saber que tiene que acudir inmediatamente a un adulto responsable. La responsabilidad es de todos.

—Enseñando a nuestros hijos que no es gracioso burlarse de otros o dañarlos, les ayudamos a tomar la actitud correcta ante los primeros síntomas.

—Eso es actuar con justicia. El silencio es lo que agrava el acoso. El niño debe saber que no estará solo y que los adultos van a ayudarle y a creerlo, que puede acudir a ellos a contar lo que está pasando.

—La mayoría de los casos se resuelven si se habla pronto de ello y nuestros hijos, conscientes de que no se debe tolerar el maltrato, se convertirán ya no en cómplices activos o pasivos, ni en observadores de la violencia, sino en el apoyo que el sistema necesita para darle la vuelta al acoso escolar.

—El papel de los padres es fundamental para detectar el acoso, estando atentos a los cambios en la conducta del niño y brindándole apoyo en cuanto sufra algún tipo de acoso, nunca minimizándolo, ni diciéndole que se haga más duro ni contándole que eso siempre ha pasado.

¿Cómo detectar el acoso?

—Estar atentos a los cambios en la conducta del niño: Se muestra más irritable, violento o tiene rabietas.

—Presenta síntomas psicosomáticos como dolores de estómago o de cabeza sin causa médica real.

Se resiste a ir al colegio, tiene verdadero miedo a volver tras las vacaciones.

Nunca quiere hablar sobre su vida escolar.

—Tiene un bajón repentino en su rendimiento.

—No quiere ir a las salidas escolares.

Han dejado de invitarlo a las fiestas de cumpleaños.

—Empieza a perder o a aparecer con sus pertenencias escolares o personales rotas.

Con información de abc.es