Un nuevo estudio alerta sobre el consumo de carne en exceso: aumenta el riesgo de diabetes

(Caracas, 13 de noviembre- Noticias24).- A propósito de celebrarse este jueves el Día Mundial de la Diabetes, una fecha para crear conciencia sobre esta enfermedad, un reciente estudio ha puesto en entredicho creencias como que las personas con un peso equilibrado tienen menos riesgo de contraer diabetes tipo 2 que las personas con sobrepeso, o que comer frutas y verduras es suficiente para prevenirla.

La investigación realizada por el Instituto Francés de la Salud (Inserm), que consistió en un análisis de los hábitos de vida de más de 66.000 mujeres durante 14 años, determinó que la carne es el alimento que más aumenta el riesgo de diabetes, reseña El Confidencial.

De acuerdo con los resultados de este estudio, la ingesta elevada de verduras y frutas no compensa el desequilibrio nutricional que provoca consumir carne en exceso (más de tres o cuatro veces por semana).

La extensa investigación reveló que las personas que comieron carne con una frecuencia semanal superior a la recomendada, desarrollaron diabetes en 56% de los casos.

Los efectos de la carne, en lo que se refiere al desarrollo de la diabetes de tipo 2, fueron incluso superiores a los del azúcar, debido a que después de la digestión, la carne deja más residuos ácidos en el cuerpo que los alimentos azucarados.

A continuación, el texto completo del reportaje publicado por El Confidencial:

Más de tres millones de españoles son diabéticos y, al menos, otros dos millones más sufren esta enfermedad sin estar diagnosticados. Mañana se celebrará el Día Mundial de la Diabetes y volverán a resaltarse los consejos habituales para identificar y, sobre todo, prevenir esta dolencia.

Sin embargo, un estudio llevado a cabo por el Instituto Francés de la Salud (Inserm) ha puesto en entredicho creencias como que las personas con un peso equilibrado tienen menos riesgo de contraer diabetes tipo 2 que las personas con sobrepeso, o que comer frutas y verduras es suficiente para mantener una dieta equilibrada que prevenga dicha enfermedad.

La principal conclusión de la extensa investigación, que consistió en analizar los hábitos de vida de más de 66.000 mujeres durante 14 años, fue que la carne es el alimento que más aumenta el riesgo de diabetes. Tanto es así que, si se come en exceso (más de tres o cuatro veces por semana), la ingesta elevada de verduras y frutas no compensa el desequilibrio nutricional que provoca, generando a la larga la incapacidad del cuerpo para producir insulina y, por tanto, un aumento de la glucosa.

Las personas que comieron carne con una frecuencia semanal superior a la recomendada desarrollaron diabetes en un 56% más de casos que el grupo de personas que la consumieron en cantidades moderadas. Los efectos de la carne en lo que se refiere al desarrollo de la diabetes de tipo 2 fueron incluso superiores a los del azúcar, debido a que después de la digestión, la carne deja más residuos ácidos en el cuerpo que los alimentos azucarados.

El alto grado acidez en el cuerpo, el mayor peligro

El ácido aumenta las probabilidades de sufrir diabetes porque dificulta que el cuerpo convierta el azúcar de los alimentos ingeridos en energía. Para mantener el grado de acidez en sus valores normales, se recomienda que las bebidas y alimentos ácidos (carne, azúcar, café, alcohol, aceitunas, leche o huevos) no superen el 25%, mientras que el restante 75% deben ser alcalinos.

Otros alimentos que también son ácidos, principalmente las naranjas y el limón, pueden consumirse porque después de la digestión son muy alcalinos, por lo que en realidad reducen la acidez en el cuerpo, como matiza el estudio del Inserm.

En contra de lo que generalmente se cree, “la mayoría de las frutas, como es el caso de los melocotones, las manzanas, las peras y los plátanos, e incluso los limones y las naranjas, reducen la carga de ácido en la dieta una vez que el cuerpo los ha procesado”.

El peso corporal, ¿un factor determinante?

Uno de los resultados más sorprendentes del estudio es que la diabetes de tipo 2 no afecta en mayor medida a las personas con sobrepeso, ya que el número de mujeres delgadas que contrajo esta enfermedad fue ligeramente superior que las que estaban gordas.

Una relación para la que los investigadores no pudieron encontrar una explicación científica. A pesar de que en el estudio sólo participaron mujeres, los autores defienden que las conclusiones pueden aplicarse igualmente a los hombres.

La diabetes, que es una de las enfermedades crónicas más comunes, cuesta anualmente al sistema nacional de salud unos 5.800 millones de euros (1.770 euros por paciente y año, incluyendo el dispendio farmacológico, hospitalario y de atención primaria), según los cálculos de la Federación española de Diabéticos (Fede). Por ello, desde la perspectiva del ahorro de costes, es fundamental promover recomendaciones dietéticas más afinadas a los resultados de los últimos estudios, principalmente, orientadas a mantener un equilibrio ácido en el cuerpo.

Casi un 40% del coste derivado de esta enfermedad para las arcas públicas tiene que ver con las complicaciones que la diabetes mal controlada acaba provocando en los pacientes. Unas complicaciones que hacen que esta enfermedad crónica sea la primera causa de ceguera, de insuficiencia renal crónica y de amputaciones de miembros inferiores. Asimismo, aumenta el riesgo de padecer patologías cardiovasculares y cerebrovasculares.

El Confidencial