X

Salud

Estudio muestra que las malas relaciones sociales ponen en riesgo la salud

Foto: Dreamstime

Pelear con los compañeros y ser muy competitivo en el trabajo podría ser dañino para la salud. Contrariamente, tener muchos amigos, llevarse bien con los demás o realizar un deporte ayuda a combatir la hipertensión, la diabetes o hasta algún tipo de cáncer. Esto significaría que las relaciones con los demás podrían condicionar nuestro estado físico.

Un grupo de investigadores americanos dicen que se trata de una cuestión de inflamación. Las malas relaciones sociales actúan sobre el sistema inmunológico y lo estimulan para que produzca sustancias inflamatorias. Muchas de estas sustancias favorecen la aparición de diversas enfermedades.

La existencia de una relación entre la salud y las malas relaciones era algo conocido, sin embargo, Shelley Taylor y su grupo de colegas psicólogos de la Universidad de California en Los Angeles quisieron ir más allá, por lo que analizaron también los efectos de las relaciones positivas y estudiaron la influencia del estrés tanto en las relaciones positivas como en las negativas.

Las personas que tuvieron relaciones negativas también manifestaron una reducción en la capacidad para manejar situaciones
de estrés.

Para el estudio se reclutaron 122 personas, entre estudiantes y empleados, y se les indicó que debían tener un diario durante ocho días. Todas las tardes debían reportar el número de interacciones sociales positivas y negativas que habían tenido durante el día.

En los cuatro días siguientes a este período los sujetos implicados fueron puestos bajo una serie de exámenes para evaluar la capacidad de manejar el estrés. También se tomaron muestras de saliva que posteriormente fueron analizadas para medir las cantidades de hormonas proinflamatorias presentes.

Finalmente los resultados mostraron que las personas que habían experimentado las relaciones negativas tenían niveles más altos de sustancias inflamatorias, en comparación con aquéllos que habían experimentado situaciones positivas con los demás.

Las personas que tuvieron relaciones negativas también manifestaron una reducción en la capacidad para manejar situaciones de estrés. Y a su vez se sabe que el estrés también favorece la producción de sustancias inflamatorias por parte del organismo.

A propósito de los resultados, se puede decir que las competencias referidas a los deportes no provocan la producción de estas sustancias, sin embargo, desafiar a una persona por amor o competir con un compañero de trabajo si hacen aumentar los niveles de inflamación y el riesgo de enfermarse.

Con información de corriere.it