X

Salud

La lactancia materna mejora el desarrollo neurológico del bebé a largo plazo

(Caracas, 15 de noviembre. Noticias24).– Amamantar entre los seis y 12 meses de vida garantiza el óptimo desarrollo de las funciones cognitivas de un niño de cuatro años.

Así lo determinó un estudio del Centro de Investigación de la Alianza ISGlobal, según el cual los indicadores de inteligencia de las madres, los síntomas psicopatológicos, la clase social y los ácidos grasos de calostro (leche de los primeros días después del nacimiento) no explican esta asociación.

El estudio, dirigido por Jordi Júlvez, utiliza los datos de la cohorte de nacimiento de la ciudad de Sabadell (Barcelona) del proyecto INMA. Entre julio de 2004 y julio de 2006, un total de 657 mujeres embarazadas que visitaron el centro de salud pública de Sabadell para una ecografía en su primer trimestre fueron reclutadas para este estudio.

La investigación evaluó a los lactantes hasta los cuatro años, tiempo en que fueron sometidos a pruebas neuropsicológicas, que arrojaron que el beneficio neurológico de la leche materna no se registraba en quienes habían sido amamantados en períodos menores a los seis meses.

De hecho, el 15% de todas las madres que amamantaron a sus bebés no lo hizo de forma completa y la duración promedia de ésta fue de 17 semanas. Un período de tiempo que, según uno de los investigadores, «no es suficiente para ser beneficioso para el desarrollo neurológico del bebé».

El cerebro humano es muy sensible a la exposición a riesgos ambientales que se producen durante los períodos de especial vulnerabilidad. En los primeros años de vida la actividad biológica del desarrollo del cerebro es tan frecuente que cualquier factor que aumenta o interrumpe este proceso podría resultar en efectos permanentes sobre la función cerebral.

En los últimos años se ha estudiado con especial atención el efecto de la lactancia materna a largo plazo, debido a la serie de factores de neurodesarrollo que aporta.

Con información de ABC