¿Se puede confiar realmente en nuestra memoria?

Foto: ABC

(Caracas, 19 de noviembre. Noticias24).- ¿Recuerdas lo que hiciste el 19 de octubre de 1985? ¿No verdad?. ¡Puede estar tranquilo, porque realmente solo unas pocas personas muy especiales pueden hacerlo. Esos ¿afortunados? tienen una capacidad muy especial conocida como “memoria autobiográfica muy superior.

Las personas “hipertimésicas”, son capaces de recordar lo que hicieron a aprtir de los 6 o 7 años con total claridad, incluso llegando a un punto de incomodidad con sus recuerdos.

Sin embargo, una investigación publicada por la revista “Proceedings of the National Academy of Sciences” (PNAS), indica que ni estas personas se libran de recuerdos falsos o enrevesados, con las implicaciones legales que esa distorsión no intencionada tiene.

Para demostrar que nuestros recuerdos son más una “imagen de photoshop” que una copia al carbón, existen varios métodos entre los cuales esta el que se denomina paradigma Deese/Roediger-McDermott. Se basa en una lista de palabras como: cama, descanso, despertar, cansado, sueño, pijama, manta, despertador, almohada, insomnio, bata… Si quiere probar, deje de mirar el texto e intente escribir las palabras que recuerde de esa serie en un papel. ¿Se ha olvidado de poner la palabra dormir tal vez? Si la ha puesto, perfecto. Ha seguido la pauta de un porcentaje muy alto de personas que han participado en este test, y que la incluyen a pesar de que no esta entre las que leyó. Sin embargo, todos los vocablos giran en torno a lo que se denomina “palabra crítica”, en este caso dormir, con la intención, precisamente, de manipular la memoria.

La psicóloga y matemática Elizabeth Loftus, de la Universidad de California, que dirige el estudio de PNAS, conoce a fondo de este tema ya que realizó una investigación donde se le solicitaba a ciertas personas si habían visto el video del asesinato del político holandés Pim Fortuyn, además de solicitarles información sobre la grabación, obteniendo como resultados que El 63% de los estudiantes dijeron que lo habían visto y el 23% fueron capaces de proporcionar detalles.

Lo interesante de las historia es que dicho video jamás existió y todo era producto de la imaginación de los encuestados, por lo que se subraya lo moldeable que es nuestra memoria autobiográfica, la cual no está exenta de errores incluso para Solomon Shereshevsky, un periodista ruso que era capaz de recordar un discurso palabra por palabra sin tomar ni una sola nota y es uno de los primeros casos de hipertimesia descritos.

Los errores de procesamiento nos afectan a todos.

Con información de ABC