Pesadilla en el salón de belleza: Los riesgos del manicure

Foto: Daily Mail

(Caracas, 02 diciembre. Noticias24).- Para la mayoría de las mujeres, hacerse la manicura es un hábito. Lo que muchas no saben es que la falta de regulaciones en la industria de las uñas y procedimientos de manicura cada vez más agresivos pueden hacer a las mujeres vulnerables a infecciones, erupciones y hasta cáncer de piel.

Actualmente, ningún salón exige algún tipo de acreditación o licencia de manicurista.

Uno de los tratamientos señalados como peligroso es el de las uñas acrílicas, prótesis de un plástico acrílico previamente formado, que es adherido a la superficie de la uña natural después de limarla. Cada sesión del procedimiento implica un nuevo limado, lo que causa su debilitación progresiva y daño permanente.

El dermatólogo Nick Lowe, Presidente del Grupo de Cosmetología Británico, advierte sobre los peligros de este tipo de procedimiento. “Raspar vigorosamente la uña y luego aplicar relleno puede provocar daños permanentes en donde la uña se levanta del lecho ungueal .También hay riesgo de infección si los instrumentos de manicura no están debidamente esterilizados. Las infecciones por hongos, bacterias y virus, como el herpes pueden ser transmitidos”.

Lowe recomienda a aquellos que deseen un manicure profesional llevar sus propios instrumentos al salón para reducir el riesgo a infecciones. El experto también advierte que algunos esmaltes de uñas y endurecedores contienen ingredientes como el formaldehído, el cual pueden desencadenar una reacción alérgica.

“La uña es una extensión de su piel. Crece a partir de las células de la piel y es porosa. Si la uña o el lecho de la uña se daña, puede tomar un largo tiempo para reparar”, dice el Dr. Lowe.

Pero no son sólo los acrílicos los que están causando problemas. Las uñas de gel, que implican un gel de color que se aplica a las uñas, se endurece bajo una luz ultravioleta y luego se retira con acetona semanas más tarde, podría representar un riesgo grave para la salud de la mujer.

Los dermatólogos advierten que el uso de la luz ultravioleta podría elevar el riesgo de cáncer de piel, después de que un estudio realizado en 2009 encontrara que dos mujeres de mediana edad, sin antecedentes familiares de cáncer de piel (sólo una exposición moderada a la luz solar), habían desarrollado tumores en sus manos debido a la exposición a las luces UV a la que eran sometidas durante la manicura.

“Me gustaría sugerir que las mujeres eviten hacerse este tratamiento más de una o dos veces al año”, expresó el Dr. Lowe.

Con información de Daily Mail