X

Salud

Cómo hay que romper con una mujer, ellas mismas dan la respuesta

Foto: El Confidencial

(Caracas, 2 de marzo. Noticias 24) Se mire por donde se mire, romper con alguien es tan desagradable como necesario. Algo así como ir al dentista o al urólogo o al ginecólogo: es incómodo y tendemos a posponerlo lo más que podemos, pero tenemos que hacerlo en algún momento.

Casi todos nos hemos visto o nos veremos expuestos a la difícil situación de dejar a alguien, explicarle que no es su culpa, que él es estupendo, pero que hasta aquí hemos llegado.

¿Y dejar a una mujer, es especialmente complicado? La periodista Danae Mercer ha recopilado información no sólo de sus amigas, sino también de un buen puñado de mujeres a las que ha entrevistado para saber cuáles son las mejores y las peores técnicas para dejar a una mujer descompuesta y sin novio. Estas son sus principales conclusiones:

1. No lo hagas bajo las sábanas

Sin lugar a dudas, esta es la manera más despiadada de romper con alguien. A veces un cortocircuito en la mente del hombre le hace elegir ese momento de intimidad y cercanía para decirle con amor y cariño lo que no se atreve a decir sentado frente a una taza de café. Pero dejar a alguien en el momento poscoital está cerca de ser catalogado como método de tortura inaceptable. Ella está desnuda, indefensa, vulnerable, con la guardia baja: de verdad, ni se te ocurra.

2. Sé honesto, pero no cruel

Evidentemente, no se trata de ser demasiado severo, ni de ser hiriente, ni de culpabilizar a la otra persona. Pero sí es bueno ser sincero y decir la verdad, aunque ésta pueda ser dolorosa.

Por lo general, el que es rechazado prefiere saber a qué se atiene y entender por qué la relación se ha terminado. De lo contrario, vagamos por nuestra mente buscando razones para lo inexplicable. Aunque no es agradable, es mejor exponer con sinceridad las causas de la ruptura.

3. Evita los tópicos

Por un lado, cualquier tópico emitido en esta situación suena a mentira, a actitud fingida. Lo menos que puedes hacer por la persona a la que estás dejando es decirle la verdad, y no proferir una excusa barata.

Pero, además, algo del tipo “no eres tú, soy yo” puede significar tanto que estás con otra como que no estás preparado para comprometerte como que te vas del país. Sé claro.

4. Piensa bien el momento

Es verdad que nunca parece el momento indicado, y medir los tiempos es complicado. Siempre es Navidad, o vacaciones, o su cumpleaños, o el tuyo.

La regla de oro según Mercer es evitar toda fecha clave: cumpleaños, aniversarios, Navidades y bodas (las bodas de otros, se entiende).

No se puede aprovechar ninguna de esas ocasiones para romper con alguien: es cruel y, además, se expone al otro a tener que dar demasiadas explicaciones en el mismo momento en que se hace consciente de su dolorosa situación.

5. Hazlo en persona

Esta es la petición más requerida. Ni email, ni mensaje y, bajo ningún concepto, Facebook. Muestra al menos un mínimo de valentía. Ni tienes once años ni no lo olvides los tiene ella. Ya sois mayorcitos y, del mismo modo que tu sabrás exponer las adultas razones que te llevan a dejar la relación, ella sabrá encajarlas.

Además, es recomendable elegir un lugar neutral: una cafetería donde podáis tener privacidad, un parque, un sitio tranquilo.

6. No des rodeos en torno a “posiblemente”, “quizás”, “creo”

Si vas a dejar a alguien, déjalo. Sin más. ¿Qué narices es eso de “no sé si te quiero realmente, puede que sí, puede que no”? Ser claro y tajante es muy necesario, ya que la mayoría de las veces los hombres se entretienen, dan rodeos, les cuesta decir las cosas como son y dicen algo como: “Quizás deberíamos darnos un tiempo” cuando lo que quieren decir es: “Estoy completamente seguro de que quiero que cortemos”. Ambas frases, como se ve, distan mucho la una de la otra. A la otra persona le costará menos pasar página si sabe que estabas seguro de tu decisión.

7. Cuidado con “volver”

Es fácil cuestionar la ruptura una vez ha pasado. Evidentemente, echarás de menos a tu ex, pero eso no significa que quieras volver con ella. Te sientes solo, has pasado de llevar una vida en pareja a no llevarla y en muchas ocasiones hecharás de menos cosas que hacías con ella (pero no a ella). Si vas a proponerle que volváis juntos, tienes que estar convencido de que la ruptura fue un completo error.

Con información del Confidencial