X

Salud

Pacientes de cáncer, corren riesgos de sufrir infartos

Foto: Reuters

(Caracas, 2 de marzo. Noticias 24) Una persona realmente puede morir del llamado “síndrome del corazón roto”, según un estudio detallado por investigadores de la Universidad de Birmingham (Reino Unido) que recoge el diario británico “The Daily Mail”.

Los resultados se suman a la creciente evidencia de que al morir un ser querido no solo aumenta el riesgo de depresión, sino de que las defensas del cuerpo se pueden debilitar y una persona queda indefensa contra todo tipo de enfermedades.

Los investigadores estiman que este síndrome multiplica las posibilidades de morir hasta por seis en el primer año después de perder a un ser querido. El fenómeno explica por qué muchas viudas y viudos mueren a los pocos meses después de fallecer su cónyuge.

Hay muchas causas complejas que pueden explicar el “síndrome del corazón roto”, pero la producción de cortisol, una sustancia química liberada por la glándula suprarrenal, da muchas respuestas al peligro que se corre tras perder a alguien cercano.

Se cree, además, que esta sustancia es una de las mayores fuentes de los problemas de salud.

Sus funciones principales son incrementar el nivel de azúcar en la sangre, suprimir el sistema inmunológico en caso de ser necesario y ayudar al metabolismo de grasas, proteínas y carbohidratos.

Asimismo, da más energía al cerebro y acelera la cicatrización de las heridas.

Aunque sin duda ayuda al cuerpo en un sinnúmero de aspectos, puede llegar a ser fatal cuando una persona se enfrenta a una angustia emocional a largo plazo.

Con información de RT