X

Salud

Las cinco semillas más saludables y nutritivas

Foto: Soy Saludable

(Caracas 2 de Abril. Noticias24).- Son múltiples las propiedades de las semilla para la salud, los especialistas en nutrición aconsejan consumirlas por sus altos valores energéticos. Además logran un equilibrio sorprendente en las dietas, aportando una gran cantidad de nutrientes y distintas vitaminas para potenciar la salud.

A continuación, una descripción de las propiedades de algunas de ellas.

Semillas de Chía

Las semillas de Chía son muy ricas en vitaminas y minerales, son una excelente fuente de fibra, proteínas y antioxidantes, y son la fuente vegetal más rica de ácidos grasos omega-3. Su consumo podría ayudar a reducir el dolor en las articulaciones, ayuda a perder peso, emite un impulso de energía y protege contra enfermedades graves como la diabetes y enfermedades del corazón. El consumo de las semillas de chía puede aumentar los niveles en sangre de la larga cadena de ácidos grasos omega-3 EPA en un 30%.

Semillas de Cáñamo

Son la mejor manera de asegurar que el cuerpo tenga suficiente material de amino ácido para hacer las globulinas es comer alimentos con alto contenido en proteínas de globulina. Dado que la proteína de la semilla de cáñamo es 65% globulinaedistin, y también incluye cantidades de albúmina, la proteína que es fácilmente disponible en una forma muy similar a la encontrada en el plasma sanguíneo.

Comer semillas de cáñamo le da al cuerpo todos los aminoácidos esenciales necesarios para el mantenimiento de la salud, y proporciona las clases necesarias y las cantidades de aminoácidos que el cuerpo necesita para fabricar globulinas séricas de albúmina humana y suero, como las gammaglobulinas que mejoran el sistema inmune. Comer semillas de cáñamo podría ayudar, si no curar las personas que sufren de enfermedades de inmunodeficiencia.

Semillas de Lino

La linaza se cultiva desde hace siglos y ha sido celebrada por su utilidad en todo el mundo. Los principales beneficios para la salud son debido a su rico contenido de ácido alfa linolénico (ALA), fibra dietética y lignanos.

El ácido graso esencial ALA es un potente anti-inflamatorio, disminuyendo la producción de agentes que promueven la inflamación y disminuyen los niveles sanguíneos de la proteína C reactiva (PCR), un bio-marcador de la inflamación. A través de las acciones de la ALA y los lignanos, las semillas de linaza han demostrado que bloquean el crecimiento tumoral en animales y puede ayudar a reducir el riesgo de cáncer en seres humanos.

Los lignanos son Fitoestrógenos, compuestos vegetales que tienen efectos similares al estrógeno y propiedades antioxidantes. Los fitoestrógenos ayudan a estabilizar los niveles hormonales, lo que reduce los síntomas del síndrome premenstrual y la menopausia, y que podría reducir el riesgo de desarrollar cáncer de mama y de próstata. También promueve la función intestinal saludable.

Semillas de sésamo

No sólo son las semillas de sésamo una muy buena fuente de manganeso y cobre, pero también son una buena fuente de calcio, magnesio, hierro, fósforo, vitamina B1, zinc y fibra dietética. Además de estos importantes nutrientes, las semillas de sésamo contienen dos sustancias únicas: sesamina y sesamolina.

Ambas sustancias pertenecen a un grupo de fibras beneficiosas especiales llamadas lignanos, y se ha demostrado que tienen un efecto reductor del colesterol en los seres humanos, y para prevenir la presión arterial alta y aumentar el suministro de vitamina E en animales.

Semillas de Girasol

Las semillas de girasol son una excelente fuente de vitamina E, principal antioxidante liposoluble del cuerpo. La vitamina E viaja por todo el cuerpo neutralizando los radicales libres que de otro modo dañan estructuras que contienen grasa y moléculas, tales como las membranas celulares, las células del cerebro, y el colesterol.

Las semillas de sésamo tienen uno de los más altos contenidos de fitosteroles en las semillas. Los fitosteroles son compuestos que se encuentran en las plantas que tienen una estructura química muy similar a la del colesterol, y cuando está presente en la dieta, en cantidades suficientes, se cree que reduce los niveles sanguíneos de colesterol, aumentando la respuesta inmune y disminuyendo el riesgo de ciertos tipos de cáncer. Son una buena fuente de magnesio.

Con información de Hermandadblanca