X

Salud

En el Día Mundial de la Salud, las “pequeñas picaduras” son “grandes amenazas”

Foto: Composición Noticias24

(Caracas, 07 de abril. Noticias24) – Desde 1948, la primera Asamblea Mundial de la Salud propusó que se estableciera el día Mundial de la Salud, para conmemorar el trabajo de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Posteriormente, en 1950, se establece el 7 de abril de cada año para rememorar esta fecha y se elige un tema de salud específico para destacar un área prioritaria de interés para la OMS en cada año.

Las enfermedades transmitidas por vectores son aquellas propagadas por insectos, garrapatas y animales pequeños y constituyen una grave amenaza para la salud pública.

Para el 2014, y bajo el lema “pequeñas picaduras, grandes amenazas”, la OMS centra la atención en la enfermedades vectoriales, para brindar información sobre su incidencia y propagación.

Las enfermedades transmitidas por vectores son aquellas propagadas por insectos, garrapatas y animales pequeños y constituyen una grave amenaza para la salud pública.

Entre las enfermedades vectoriales se encuentran la malaria, el virus chikungunya, la fiebre amarilla, el virus del Nilo Occidental, la enfermedad de Chagas y el dengue.

En el continente americano 545.000.000 personas corren el riesgo de contraer dengue, mientras que la probabilidad de contraer enfermedades vectoriales podría aumentar con la ampliación de la zona de distribución de algunos vectores, que están propagándose fuera de los lugares tradicionales, como consecuencia de la globalización, la intensificación de los viajes y el transporte de mercancías, el cambio climático y el crecimiento urbano.

Ante esta realidad, la Organización Panamericana de la Salud y la Organización Mundial de la Salud, hacen un “llamado a la acción”, en donde instan:

A los gobiernos:

– a que garanticen el compromiso político y el financiamiento público de los programas de control de vectores basados en un enfoque integrado;
– a que inviertan en agua y saneamiento, recolección de desechos y drenaje urbano, especialmente en las zonas que están actualmente subatendidas;
– a que intercambien estrategias de eficacia comprobada y enseñanzas por medio de iniciativas de cooperación entre países.

A las autoridades de salud:

– a que mejoren la vigilancia y el seguimiento de las enfermedades transmitidas por vectores;
– a que integren la prevención y el control de las enfermedades transmitidas por vectores en programas para controlar otras enfermedades;
– a que fortalezcan la vigilancia de la resistencia a insecticidas y medicamentos y a que den una respuesta eficaz;
– a que colaboren con otras dependencias gubernamentales y con otros sectores, especialmente el medioambiente, el turismo y la educación, a fin de fortalecer la prevención y el control de las enfermedades transmitidas por vectores;
– a que trabajen con las autoridades locales en medidas de control y eliminación de vectores, entre ellas el suministro de agua salubre, el saneamiento y drenaje, el control de criaderos, las viviendas saludables y la recolección de basura.

A las personas y familias:

– a que limpien alrededor de las viviendas y oficinas para eliminar la vegetación, la basura y el agua estancada que puedan servir de criaderos de mosquitos y otros vectores;
– a que se protejan, usando ropa de manga larga, repelente de insectos y alambre tejido en las ventanas o mosquiteros, según corresponda;
– a que colaboren con los gobiernos para mejorar las condiciones sociales y ambientales, especialmente el saneamiento, el manejo de residuos y la protección de las fuentes de agua.