X

Salud

¿Antojos insaciables de chocolate? Descubre por qué es tan adictivo

Foto: Medioimages/Photodisc/Thinkstock

(Caracas, 4 de mayo. Noticias24) – Cuando hablamos de calorías, muchas veces lo primero que se dibuja en nuestra mente es una barra de chocolate, sí, ese que se ha convertido en el antojo predilecto, en el mejor acompañante para la depresión y en nuestro inseparable afrodisíaco. Seguramente has notado que al moder solo dos cuadritos de una tableta, el resto del chocolate te pide a gritos que te lo comas, y luego quieres más y más, bueno eso puede ser adicción. Hoy te explicaremos por qué esto sucede y por qué no debes dejarte llevar por la tentación.

¿Existe la adicción a un alimento?

Si bien mucho se ha hablado de la adicción al chocolate, lo cierto es que las “adicciones” a cualquier alimento suelen estar relacionadas con mensajes externos y nuestro estado emocional, y no tanto con un hambre real. Si estás ansiosa, aburrida o triste, es más fácil que devores esa barra de chocolate.

Cuando comemos dulces y alimentos con grasas saturadas, los niveles de serotonina aumentan, y la sensación de felicidad nos invade. Por eso, los antojos de chocolate suelen ser más comunes durante la menstruación o en mujeres con el desorden afectivo estacional. Incluso, en muchos casos sucede con un ritmo mensual, lo que nos haría pensar que está relacionado en base a los cambios hormonales de la mujer.

El síndrome de abstinencia pueden ser terribles: aquellas personas que consumen grandes cantidades de azúcar al día suelen castañetear los dientes y moverse violentamente, en sacudones, como lo hacen las personas adictas a la nicotina y la morfina. Esto se debe a que el chocolate también estimula los opioides en el cerebro, una teoría respaldada por numerosas investigaciones científicas.

Incluso, la adicción al chocolate puede llegar a cambiar nuestra conducta: los adictos a este dulce salivan más en presencia del manjar, y suelen tener peor humor y más ansiedad cuando no reciben su “dosis”.

Tips para controlar los antojos de chocolate

Si puedes satisfacer tu antojo de chocolate con un par de cuadraditos, entonces, no te los prohibas. Sin embargo, si eres de las que empieza y no puede parar de comer, será necesario que tengas en cuenta estos consejos:

Descubre si el antojo es emocional, muchas veces comemos porque hemos tenido un mal día, estamos deprimidos o con la autoestima baja. Si es esta la razón, es mucho mejor que hables con alguien de confianza sobre el problema: comer no solucionará nada.

-Incorpora pequeñas porciones de chocolate en tu dieta diaria, en lugar de prohibirlo tajantemente. De esta forma, sentirás menos deseos de comer, ya que no está prohibido.

-Si vas a comer chocolate porque estás aburrido, busca otra actividad para hacer: ordena algo, lee un libro, sal a dar un paseo, mira una película.

-Ten siempre comida saludable cerca. Si de verdad tienes hambre, y necesitas un snack, siempre es mejor que sea saludable. Si crees que es necesario, no compres chocolate para tener en casa: así estarás evitando la tentación de arrasar con todo.

Con información de imujer.com