X

Salud

El asma, un problema de salud a nivel mundial

Foto: elmundo.es

(Caracas, 5 de mayo. Noticias24).- En los últimos años el asma, por distintos motivos, se ha convertido en un problema de salud pública en el mundo entero. Casi la mitad de los niños menores de seis años, han sufrido alguna vez de sibiliancias o jadeos, formas en que se manifiesta la enfermedad.

El frío, el ejercicio o ciertos alérgenos, pueden provocar la falta de aire, tos y opresión en el pecho características del asma, una enfermedad crónica que afecta a más de 300 millones de personas en el mundo.

«The Lancet», una de las revistas médicas más importantes, afirma que los adultos no solo no evitan las causas de la patología, sino que tampoco la manejan adecuadamente cuando se presenta en sus hijos. Varios estudios publicados hacen un llamado a médicos, padres y políticos a involucrarse más en la prevención y el manejo de esta enfermedad.

«El humo de los carros así como de las fuentes de energía, sin duda son unos de los agentes responsables más importantes».

Cada primer martes de mayo, se celebra el Día Mundial del Asma y en esta oportunidad será bajo el lema «tú puedes controlar tu asma».

La polución (contaminación) es uno de los principales factores incidentes en el asma, una enfermedad de causas multifactoriales. El humo de los carros así como de las fuentes de energía, sin duda son unos de los agentes responsables más importantes.

Los contaminantes presentes en el aire causan daño oxidativo a las vías respiratorias, que a su vez provoca inflamación, cambios en la forma de las mismas y un aumento del riesgo de la sensibilización a estos agentes. Sin embargo, la evidencia sobre la causalidad de distintas partículas en el aumento de los casos de la enfermedad, no es uniforme en todas las investigaciones que se han realizado.

La ciencia ha confirmado que inhalar ozono, dióxido de nitrógeno, dióxido de sulfuro, PM2.5 y la contaminación asociada al tráfico, incrementan el riesgo de exacerbaciones de los síntomas del asma; además pueden contribuir a nuevos casos de asma en niños y adultos.

«Mejorar la calidad del aire requiere de importantes esfuerzos por parte de los gobiernos…»

Sin embargo, se necesita más investigación sobre todo para dilucidar qué componentes exactos del humo que botan los carros es más culpable de las exacerbaciones de la patología. Mejorar la calidad del aire requiere de importantes esfuerzos por parte de los gobiernos, esto podría ayudar un poco a evitar y controlar que el ambiente siga dañando las vías respiratoria de las personas.

Existe mucha preocupación en torno a los efectos secundarios, los medicamentos para el asma pueden traer consecuencias pero la mayoría son leves y desaparecen pronto. La taquicardia suele acompañar a todos aquellos asmáticos que reciben medicamentos fuertes.

Otro de los trabajos que recoge «The Lancet» habla de cómo se han reducido los ingresos por asma tras la implantación de la legislación antitabaco, por lo que podría convertirse en una norma universal. El asma es una enfermedad que aunque es muy delicada por sus consecuencias, puede ser fácil de controlar si tomamos conciencia.

Con información de elmundo.es