X

Salud

El reto de ser madre y sufrir cáncer de mama: “Se ve a la familia de otra manera”

Foto: Senos Ayuda

(Caracas, 16 de mayo. Noticias24) – Enfrentarse a la palabra “cáncer” no es tarea fácil, mucho menos para la mujer que tiene la bendición de ser madre.

Es un hecho que no se puede cambiar, pero que nos brinda una oportunidad de ver la vida de una forma diferente, al comprender que es una patología totalmente detectable y que puede prevenirse a tiempo.

Esta dura enfermedad, afecta a mujeres que son madres, esposas e hijas y que necesitan de un apoyo multidisciplinario de especialistas médicos, familiares y amigos.

¿El cáncer de mama nos cambia la vida?

Para Nancy Castillo, una mujer profesional, abogada, que además de ser madre de tres hijos, ejerce su rol de ama de casa, asegura que su vida cambió desde que fue diagnosticada con la enfermedad. En su entrevista con Noticias24, expresó el sentir de una mujer que convive con ésta patología.

“La vida me cambió para bien porque se visualiza lo duro, se ve a la familia de otra manera, se ve la vida como disfrute y te das cuentas de cosas tan pequeñas que no tienen valor, te das cuenta de quién te rodea, quien está contigo en las buenas y en las malas”.

Nancy sostiene que las células malignas que originan el cáncer, “siempre lo que buscan es acaparar las buenas” y si se pierde el ánimo, éstas células terminan por derrotar al paciente.

“Afrontar el cáncer como si fuera “una condición y no como una enfermedad ”

Desde el momento en que fue diagnosticada, decidió transmitir un mensaje de aliento a mujeres y madres que padecen la enfermedad, que las impulse a “afrontar el cáncer como si fuera una condición y no como una enfermedad”.

Sus tres hijos, y en especial su nieta representan el motor que le da fuerza para vivir. “Hay que afrontarlo como familia con mucha endereza y saber que la vida continúa, que sigue y que ésto nos mejora, nos hace más humanos” expresó.

“Los matrimonios que superan este tipo de situaciones se ven más sólidos”

Por su parte, Humberto López Fernández, médico mastólogo y director de consultas de la fundación de lucha contra el cáncer de mamá (Funcamama) sostiene que la respuesta frente al diagnóstico no es uniforme en todas las pacientes.

“Tenemos la paciente que pasa por las fases clásicas, primero negación, es la paciente que dice no es posible, hubo un error en el diagnóstico, la segunda fase la de depresión (…) Después viene una fase de aceptación donde la paciente dice, ya sé lo que tengo, hay que seguir adelante, después viene ya la fase de superación, y después viene una fase que podemos llamar de superación que es con la que vive la paciente toda la vida”.

Luisa Rodríguez Táriba, Presidenta de (Funcamama) afirma que alrededor del 90% de las pacientes que acuden a la fundación, superan la enfermedad y deciden convertirse en “agentes de cambio”.

“Igualmente las ves fortalecidas a nivel del grupo familiar, los matrimonios que superan este tipo de situaciones se ven más sólidos”, añadió.

¿Cuándo realizarse la mamografía?

La mamografía consiste en una radiografía que se le practica a los senos. La Sociedad Americana de Cáncer recomienda a las mujeres realizarse la mamografía a partir de los 40 años, y desde entonces anualmente.

Pero no sólo la mamografía es la única opción para detectar el cáncer de mama, la autoevaluación también es una aliada para detectar esta enfermedad. Conozcamos algunos consejos para realizarla:

– Con una buena iluminación y frente a un espejo, coloque sus manos detrás de la cabeza, elevando los codos.

– Observe detalladamente sus mamas: forma, tamaño, hundimientos, abultamientos, cambios de textura, de color en la piel, posición del pezón y cualquier otro tipo de anomalía.

– Presione suavemente el área de los pezones, para descartar secreciones extrañas.

– Divida cada seno en cuatro cuadrantes y examine cada uno individualmente. Mantenga levantado el brazo de la mama a examinar, levantando el codo y con la mano detrás de la cabeza, examínese con la otra mano.

– La palpación se hace ejerciendo presión sobre la mama, utilizando la yema de los dedos.

– Por último, realice movimientos circulares (siguiendo el sentido de las agujas del reloj) concéntricos, de afuera hacia el área del pezón.

– Repita la palpación acostada sobre una toalla o sábana, levanta el brazo y codo, manteniendo la mano detrás de la cabeza.

“La vida es más que rosa”

La campaña “La vida es más que rosa” impulsada por laboratorios Novartis, en conjunto con tres asociaciones de pacientes de (Funcamama), Senos Ayuda y (Fundaseno) ofrece una perspectiva para apoyar a la mujer que atraviesa por ésta enfermedad y que necesita la comprensión y el cariño de sus seres queridos.

La iniciativa que hace alusión a colores que se relacionan con el cáncer de mama, recoge los testimonios de varias pacientes en una serie de audiovisuales conducidos por el director venezolano Marcel Rasquin.

Los cortometrajes pueden ser visualizados a través del portal web www.vidaconcolores.com.

El cáncer de mama en cifras

En Venezuela, el cáncer de mama es el segundo tipo de cáncer que más afecta a la población femenina, según las más recientes cifras oficiales del Ministerio del Poder Popular para la Salud.

De acuerdo con estadísticas de Globocan, un proyecto de la Organización Mundial de la Salud que busca ofrecer cifras de incidencia y muerte en esta enfermedad, alrededor de 1.500.000 venezolanas padecen esta patología y 60% de ellas eventualmente desarrollan metástasis.

Adriana Basso / Noticias24