X

Salud

Estos son los cinco hábitos que debes practicar todos los días para ser feliz

(Caracas 26 de mayo. Noticias24).- Recientes estudios han permitido conocer qué es lo que hace a las persona realmente felices y debido a esto se han multiplicado las teorías sobre el bienestar.

La psicología positiva es una disciplina reciente que estudia las bases del bienestar psicológico y de la felicidad y sus estudios han logrado avances relevantes en cuando a esta materia.

Los expertos aseguran que “la felicidad no es algo que se pueda alcanzar, no es una meta, es un estado, una emoción”, asimismo aseguran que la felicidad es algo que se debe cultivar día a día, no una meta absoluta.

Gracias a las investigaciones, cada vez se conocen más los hábitos que hacen que la felicidad se abra camino en el día a día de las personas. Sin embargo, paradójicamente no parecen ser más felices y las estadísticas muestran que ha crecido el impacto de la ansiedad y la depresión. Por esta razón, la doctora Melanie Greenberg afirmó que es necesario recordar cuales son las cosas sencillas que se pueden hacer en lo cotidiano para ser más felices.

Los límites de la felicidad.

Los libros de autoayuda dicen que la felicidad está al alcance de todos, que es fácil de llegar a ella y si no eres feliz es porque no has trabajado en ello, pero la verdad es que el estado de animo es mucho más complejo y no está enteramente bajo el control de las personas.

Casi el 40% de la felicidad se encuentra en los genes. Los humanos nacen con un temperamento que los hace más propensos a ver le vaso medio lleno o medio vacío. Cuando ocurre algo bueno, son felices por un tiempo pero dependiendo de las expectativas el estado emocional durará más o menos tiempo. Esto es lo que se conoce como “adaptación hedonista” y saber regular esta es una de las claves de la felicidad.

Lamentablemente, las personas se acostumbran rápido a la felicidad, pero la adaptación hedonista les permite superar las circunstancias negativas de la vida. Esto explica por qué las personas que han sufrido una gran desgracia se adaptan nuevamente a las exigencias de la vida. En ese caso es una ventaja, pero a la vez una desventaja cuando sean muy felices, ya que la emoción durará poco si no saben cuidarla.

Los hábitos de las personas felices.

Aunque la felicidad es limitada, cada vez se sabe mejor cuales son las cosas que hacen felices a las personas y si estas logran darles la importancia que tienen, el bienestar mejorará notablemente. Al parecer, para ser felices a largo plazo hay que arriesgar a corto plazo, gran parte de la felicidad reside en la capacidad de cambio.

1. Céntrate en los significados duraderos, no en los sentimientos momentáneos.

Hay algunas cosas que nos pueden hacer sentir bien en el momento, pero que realmente son perjudiciales, porque crean sentimientos de culpa, remordimientos y consecuencias negativas en el futuro. Todas las adicciones como las drogas o el juego entran en esta categoría. También, existen otros placeres mundanos que nos hacen sentir bien en el momento, pero no a largo plazo y la vida tiene altibajos que estos no pueden aplacar. Debemos ser capaces de construir una vida con sentido guiada por los valores fundamentales y las cosas que intrínsecamente nos inspiran, así lograremos una felicidad más duradera.

2. Construye y mantén una red de apoyo.

Los estudios confirman que las personas que tienen buenos amigos, pareja y familia son más felices, además tienen mejor salud. Los peor para la felicidad es la soledad. Tener cerca a las personas en las que confiamos, que nos van a ayudar en los momentos difíciles es importante para sentirse bien.

3. Disfruta de los bueno.

Para el cerebro es más importante la supervivencia que la felicidad, por esta razón, en lo que surge un problema se nos olvidan los buenos momentos para resolver lo que nos está preocupando. Es necesario preocuparse a diario en aquello que nos hace felices, de lo contrario, el cerebro se preocupará más por lo negativo. Las investigaciones afirman que se pueden ampliar los momentos especiales pensando más en ellos, durante y después que ocurran.

4. Busca la forma de controlar tu vida o piensa que alguien la controla por ti.

Algo fundamental para ser feliz es sentir que tenemos autonomía para manejar nuestra propia vida. Todas las personas necesitan sentir que controlan su vida y sus decisiones. Las gente religiosa lo tiene más fácil al pensar que un poder superior va a cuidar de ellos y lo que les pase no dependerá de sus actos sino de sus designios.

5. Satisface tu curiosidad.

Se cree equivocadamente que el hombre es un animal de costumbres, pero la verdad es que la novedad es lo que les da felicidad. El cerebro siempre está buscando desafíos y si no se los damos acabaremos aburridos y el aburrimiento conduce a la infelicidad. La felicidad llega en momentos inesperados.

Con información de El Confidencial.