X

Salud

El estrés reduce la calidad de los espermatozoides y su capacidad de fecundar

(Caracas, 30 e mayo. Noticias24).- Estudios han concluído que el estrés es perjudicial para los espermatozoides y la calidad del semen, afectando su concentración, apariencia y la capacidad de fecundar el óvulo.

La Sociedad Americana de Medicina Reproductiva asegura que la infertilidad afecta a hombres y mujeres de la misma manera y la calidad del semen es un indicador clave de la fertilidad masculina..

La autora principal, Pam Factor-Litvak, afirma que «Los hombres que se sienten estresados son más propensos a tener menor concentración de espermatozoides en su semen y sus espermatozoides son más propensos a estar deformes o presentar problemas de movilidad (…) estos déficits pueden estar asociados con problemas de fertilidad».

Los expertos investigaron a 193 hombres de edades entre 38 y 49 años, quienes participaron en el Estudio del Medio Ambiente y Reproducción del Plan de Salud de la Fundación Kaiser en Oakland, California, entre 2005 y 2008. Los hombres realizaron pruebas para medir la vida laboral y el estrés en la escala subjetiva, analizando cómo se sentían en general, y objetiva, observando cuales eran los acontecimientos vitales detrás del estrés, como también aportaron muestras de semen.

Estrés laboral.

Investigadores de la universidad de california, evaluaron la concentración de esperma en las muestras, apariencia, fertilidad y movilidad. El estrés degrada la calidad del semen en medida objetiva y subjetiva, incluso al tener en cuenta la preocupación de los hombres sobre su fertilidad.

No obstante, el estrés en el lugar de trabajo no es un factor, aunque los expertos dicen que puede afectar la salud reproductiva, ya que los hombres con tensión laboral reducen los niveles de testosterona. Sin embargo, aquellos que estaban sin trabajo tenían espermatozoides de menor calidad.

Los investigadores aseguran que realmente no se entiende cómo el estrés afecta la calidad del semen. En este sentido, plantean que puede desencadenar la liberación de hormonas esteroides llamadas glucocorticoides, que a su vez podrían alterar los niveles de testosterona y la producción de esperma. Otra posibilidad es el estrés oxidativo, que se ha demostrado que afecta a la calidad del semen y la fertilidad.

Con información de ABC.