X

Salud

Descubre una nueva dieta que te permite comer lo que quieras, pero tiene una regla inflexible

Foto:ejerciciosencasa.es

(Caracas 07 de junio. Noticias24) .-Al recomendar una dieta sin harina de trigo a pacientes diabéticos, el cardiólogo estadounidense William Davis notó que no solo bajaban los niveles de azúcar sino también perdían considerablemente de peso, tenían mejoría o alivio total de artritis, asma, acidez y colon irritable además de tener mayor claridad mental, un sueño más profundo y un humor más estable.

La teoría de Davis no es nueva. Su opinión es similar a la de otros destacados científicos como Aseem Malhotra, uno de los cardiólogos más prestigiosos del Reino Unido, o el divulgador científico Gary Taubes, autor de Cómo engordamos y qué hacer al respecto (RBA Libros): el aumento del consumo de carbohidratos refinados ha hecho que se disparen nuestros niveles de azúcar, lo que provoca a su vez un aumento de la insulina, la hormona que convierte el exceso de azúcar en grasa, que acaba almacenándose, principalmente, alrededor del abdomen.

Según Davis, la harina de trigo incrementa el azúcar en la sangre más que cualquier otro alimento, inclusive el propio azúcar, hace que el cuerpo envejezca más rápido por dentro y por fuera y dispara la insulina y los PGA. Por ello, que el cardiólogo recomienda eliminarla de la dieta ya que tiene efectos muy rápidos no sólo sobre el peso, sino también en la salud.

Davis reconoce lo difícil que es dejar de consumir harina de trigo ya que se encuentra presente en la mayoría de los alimentos. Sin embargo, recomienda en su libro Wheat Belly aquellos que puedes o no consumir:

Además de eliminar el trigo y sus derivados (pasta, pan, bollería, galletas, pan de pita…), la dieta recomienda consumir de forma muy ocasional el gluten (cereales de cebada, centeno o kamuty), alimentos susceptibles de contener gluten o trigo como los quesos elaborados en contacto con pan (como el queso el azul, el gorgonzola y el roquefort), las barritas energéticas, la comida rápida (que suele contener gluten), la mayoría de embutidos, las salsas con azúcar o gluten (kétchup, aliños de ensalada, sazonadores…), la mayoría de aperitivos, las sopas precocinadas y la mayoría de preparados vegetarianos, mayoría de los azúcares (con moderación están permitidas las frutas) y las grasas poco saludables (hidrogenadas y polisaturadas, incluido el aceite de girasol).

No debes consumir más de 100 gramos de estos alimentos al día

Lácteos que no sean queso, frutas y zumos, cereales que no sean de trigo, legumbres, vegetales almidonados (patata y maíz entero no procesado), bebidas sin gluten y chocolate negro.

Los alimentos que puedes comer tanto como quieras

Vegetales, quesos, pescado y marisco (no frito), carnes no procesadas, huevos de cualquier tipo, frutos secos crudos, grasas saludables (A baja temperatura sin freír: aceite de oliva, aguacate, coco y mantequilla), alternativa (almendra, garbanzo, coco…), cualquier hierbas y especies, endulzantes (estevia, eritritol, xilitol o sucralosa), bebidas (agua, té, infusiones, agua de coco y café) y salsas sin azúcar ni gluten (tabasco, salsas picantes, mayonesa, mostaza, soja sin gluten y vinagre.

Con información de elconfidencial.com