X

Salud

¿Satisfacción o insatisfacción? Conoce los riesgos de buscar el orgasmo simultáneo

(Caracas, 12 de junio. Noticias24).- Quizás muchas parejas han tenido la curiosidad de lograr un orgasmo simultáneo, pero debe saber que esto puede generar insatisfacción. En las mujeres puede afectar la lubricación, causar molestias y dolores. En los hombres, provocar eyaculación precoz y problemas de erección.

El orgasmo simultáneo tiene que ser más una casualidad que una constante búsqueda. Cuando llegamos a sentir un orgasmo así es porque sentimos el esfuerzo, la concentración y el sobrecontrol de las sensaciones para coordinar con la pareja el momento justo para alcanzar el orgasmo a la misma vez.

Eso de que el orgasmo simultáneo favorece el sentimiento de unión y refuerza positivamente la relación, no es del todo cierto. En realidad favorece el sentimiento de desesperación, refuerza la incertidumbre y la frustración. Para tener un orgasmo una persona necesita soltarse, dejarse llevar por la excitación para poder terminar con el momento de máximo placer. Orgasmo significa descontrol y eso no ocurre si tenemos toda la presión de un orgasmo simultáneo.

Los posibles efectos

Ponerse en búsqueda de un orgasmo simultáneo en teoría resulta fácil y práctico, pero en realidad no termina siendo la situación más placentera sino la más estresante que puede haber. La obsesión y el sobrecontrol de la emociones provoca que nos inhibamos y hace que la pasemos muy mal. Cada persona tiene su manera muy particular de excitarse y sus tiempos que nunca coinciden con los de la pareja, por lo que se dificulta alcanzar juntos el orgasmo.

Por qué fingimos

La obsesión por lograr el clímax a la vez conduce a fingir: en muchas ocasiones es una demanda de los hombres para reforzar su machismo. En otras es de la mujer, para confirmar cuánto ama al hombre y cuánto él la ama.

La clave: pensar en el otro

Un orgasmo es un momento tan placentero que, aún cuando no se alcance a la vez, se lo podría gozar plenamente. Una persona puede disfrutar de dar placer sexual. La experiencia y el compartir con una pareja que se quiere y que gusta, puede facilitar la reducción de los miedos y las inhibiciones.

Esto facilita alcanzar el orgasmo, ya que hubo tiempo para conocer a la otra persona y generar la confianza necesaria para dejarse llevar por el erotismo y la excitación. Se disfruta en la medida que se es capaz de apropiarse de su cuerpo y de sus sensaciones.

Si quieres disfrutar al máximo con tu pareja, olvida la idea errónea del orgasmo simultáneo como una meta. Aprende a dejarte llevar por las sensaciones y las emociones.

Con información de entremujeres.clarin.com