X

Salud

Conoce las 20 cosas más detestables del embarazo

Bebesymas.com

(Caracas, 17 de junio. Noticias 24).- Aunque el embarazo en un momento de plena felicidad para muchas mujeres, para otras significa una época detestable en donde incontables molestias e indeseables momentos se hacen interminables durante esos 9 meses.

Estas son las 20 peores cosas que suelen acompañar a las chicas durante el período de gestación:

1. Las nauseas y sus derivados: los vómitos. Ambos van siempre de la mano, dispuestos a estropearte el día desde que pones un pie en el suelo.

2. La frustración que se siente cuando te pones delante del armario por la mañana y no te entra casi nada.

3. Las cabezas agachadas en el transporte público que intentan evitar a toda costa levantarse para cederte el sitio.

4. Ese bebé que se pasa la noche practicando para ser futbolista, pero que se niega a moverse cuando su papá pone la mano en la barriga.

5. La angustia omnipresente que se siente durante todo el embarazo. Suele desparecer en el momento en el que entras a la consulta de ginecólogo, pero en cuanto sales… ¡te entra otra duda! Las mujeres embarazadas se suelen agobiar por todo, es un hecho.

6. Esa gente que no se lo piensa dos veces antes de tocarte la tripa porque “trae buena suerte”. ¡Qué más da si no te conocen!

7- Todas las esperanzas en vano gastadas en cremas, aceites y geles antiestrías.

8. La indecisión delante de algunos alimentos (que en general suelen ser los que más te gustan)

9. Los pelos que crecen en contra del buen gusto y que son imposibles de quitar. ¿El motivo? Esta nueva circunferencia abdominal. Depilarse las piernas es como un sueño, pero la línea del bikini es toda una utopía.

10. Dar y dar vueltas hasta encontrar la posición que te permita dormir un poco cómoda. Y cuando te piensas que ya la tienes… ¡el bebé se mueve y toca volver a empezar!

11. La impresión de tener la vejiga del tamaño de una pelota. Te obliga a salir del cine en plena película y a parar el coche cada hora, ¡pero lo peor son las noches!

12- De todas formas, la mayoría de las veces te cuesta llegar al baño y acabas sintiendo esa vergonzosa (y a la vez maravillosa) sensación de alivio antes de lo debido.

13. Ese inmenso cansancio que se ha instalado en tu cuerpo y en tu estado de ánimo. Añade además la fuga repentina de muchas de tus neuronas.

14. Los análisis de sangre, los exámenes de orina, el test de glucosa.

15- Acidez y estreñimiento.

16. El miedo a la báscula cada vez que te toca revisión. Este aparatito nunca juega a tu favor y odias la del ginecólogo cuando devela la cifra.

17- Que no te entre ningún zapato en cuando llega el verano. Ninguno, de verdad, ni los zuecos.

18. El sentimiento de sentirse inútil y la obligación de pedir ayuda para aunque sea moverse, llevar las bolsas, levantarse de una silla, entre otras.

19. Ese andar tan glamouroso, sexy y elegante como un pato.

20. La ciática, tan agradable como que te claven un clavo en la espalda. Y lo peor: sin lugar a dudas tener que soportar las horribles historias sobre partos que te contarán tus amigas y familiares.

Con información de enfemenino.com