Infarto sin dolor: Las mujeres tienen más riesgo de sufrir un ataque al corazón

Foto: AFP PHOTO / VICTOR DRACHEV

(Caracas, 29 de febrero. Noticias24) Cuando el paciente es mujer, el clásico dolor en el pecho o la sensación de opresión en el tórax que anuncian un infarto pueden estar ausentes del todo, particularmente entre las más jóvenes. Es por eso que en comparación con los hombres las mujeres llegan más tarde a las salas de emergencia, son tratadas de una manera menos agresiva y tienen más riesgo de morir una vez que se han recuperado en el hospital.

Esto lo demuestra un estudio publicado en la revista Jama, una publicación de la asociación de médicos americanos. Investigaciones previas habían evidenciado ya una diferencia entre géneros en los síntomas del infarto, pero este nuevo estudio es el más grande que se ha hecho hasta ahora.

Los resultados han demostrado que la edad media de las mujeres recuperadas de un ataque cardíaco era más avanzada con respecto a la de los hombres (74 años contra 67) y que el 42% de las mujeres no presentaba dolor. En general, cerca del 15% de las mujeres mueren en el hospital, mientras la cifra para los hombres es de 10%.

Con el pasar de los años los síntomas manifestados en las mujeres se asemejan cada vez más a los presentados en los hombres y la diferencia de mortalidad también se reduce

John Canto, uno de los autores de la investigación, dijo que los datos sugieren que la ausencia de dolor toráxico puede ser una importante señal predictiva de muerte en las mujeres con infarto del miocardio con respecto a otras categorías de personas de la misma edad.

Por otra parte, se determinó que el género no es el único factor que influye en el diagnóstico ya que la edad también cuenta. Con el pasar de los años los síntomas manifestados en las mujeres se asemejan cada vez más a los presentados en los hombres y la diferencia de mortalidad también se reduce. Los investigadores no saben explicar bien los motivos de esta diferencia de géneros ni por qué se reducen con la edad, por lo que solo pueden formular teorías acerca del tema.

Los expertos recomiendan a las mujeres jóvenes prestar atención al hecho de que un eventual ataque al corazón puede no estar acompañado de dolor o que, al contrario, puede manifestarse con síntomas como falta de aliento, naúseas, dolores en la mandíbula o en la espalda.

“Para sobrevivir a un ataque al corazón es importante entender que cosa está sucediendo y pedir ayuda inmediatamente. Un retraso en el socorro pospone el diagnóstico y el tratamiento que potencialmente le podría salvar la vida”, afirmó Canto.

Con información de corriere.it