X

Salud

Rotura del ligamento cruzado: la lesión del deportista

Foto: Nota de Prensa

(Caracas, 19 de Junio. Nota de Prensa).- En este mes del Mundial de Fútbol resulta interesante saber que, luego de los traumatismos de tobillo y los desgarres musculares, la tercera lesión más frecuente en los practicantes de este deporte es la que afecta al ligamento cruzado anterior de la rodilla, sin embargo esta dolencia también tienen riesgo de sufrirla quienes practican baloncesto, karate, boxeo, judo o cualquier deporte de contacto.

Los especialistas afirman que es dos veces más frecuente en mujeres que en hombres y solo en Estados Unidos 250 mil personas al año entran al quirófano por esta ruptura. El ligamento cruzado puede romperse parcial o completamente y ocurre cuando la rodilla recibe un peso muy grande o se extiende en forma excesiva.

El jefe médico de la Federación Venezolana de Fútbol en control dopaje, el traumatólogo Gianni Mazzoca, quien también es coordinador de dopaje de la FIFA y Conmebol, explica que la rodilla tiene cuatro grandes ligamentos: los colaterales interno y externo y los cruzados anterior y posterior: “Cuando un deportista se rompe el ligamento cruzado siente un dolor muy intenso, como un ´crac´ interno».

Enseguida la rodilla se inflama porque se trata de una zona muy irrigada de sangre, entonces hay mucha presión y un dolor agudo. Se diagnostica con una punción intraarticular y si observamos líquido con sangre en la rodilla es muy probable que estemos ante una lesión del ligamento cruzado, el cual debe tratarse con cirugía”.

Este especialista acota que si no se opera, la rodilla se moverá en forma anormal corriendo el riesgo que se rompan y desgranen el cartílago y los meniscos: “Lo adecuado es esperar una semana o diez días para la recuperación emocional del paciente y la realización de todas las pruebas de rigor antes de ir a cirugía”.

Finalmente el Dr. Mazzoca afirma que uno de los temas de mayor importancia en este campo es la fijación y la anatomización de los injertos dentro de la articulación, gracias al uso de plasma rico en plaquetas o células madre que ayuden a su incorporación: “Bien sean tornillos absorbibles, partículas de hueso, ganchos o botones, lo importante es asegurar la incorporación del injerto y hacer que el atleta pueda estar de nuevo en la cancha en un lapso de 6 meses”.

Esta información formó parte del evento Nolver al día en traumatología, realizado recientemente en Margarita, donde participaron más de 90 médicos de esta especialidad. La actividad forma parte de un completo programa de educación médica continua de Laboratorios Nolver en pro de la actualización médica y la responsabilidad ética del conocimiento.

El Dr. Rafael Martínez Blanco, anestesiólogo y director médico de Laboratorios Nolver, comentó que este evento busca “generar los espacios que permitan la discusión científica, en la cual reconocidos médicos nacionales comparten conocimientos y experiencias que enriquecen la práctica médica en beneficio de los pacientes”. Precisó que en el evento se presentaron tres visiones de la rodilla, la primera fue sobre todas las afecciones que comprometen el cartílago, la segunda sobre lesiones y fracturas producidas a nivel de la rodilla y sus ligamentos y la tercera para todo lo relacionado con la artroplastia o reemplazos articulares.

Foto: Nota de Prensa

Foto: Nota de Prensa