X

Salud

Estas son las claves más eficaces para ser feliz aquí y ahora

Foto: Cortesía de El Confidencial.

(Caracas, 18 de julio. Noticias24).- Para ser felices debemos valorar ciertas cosas del día a días que parecen sencillas, pero que son satisfactorias y solo las apreciamos cuando las perdemos.

Se dice que la felicidad está en saber disfrutar de las pequeñas cosas, pero para eso debes identificarlas, potenciarlas y convertirlas en hábitos placenteros. La felicidad también es un hábito y hay que saber enfocar la mente en el aquí y el ahora.

Sin embargo, es difícil generalizar porque los elementos que más contribuyen en el bienestar inmediato son subjetivos. Pero existen una serie de costumbres o experiencias comunes que hacen felices a la mayoría de las personas.

Socializar, practicar sexo y hacer ejercicio físico

Un estudio de la universidad de Harvard, hecho a 5.000 personas de 83 países, deduce que las mayores cotas de felicidad se alcanzan cuando se realiza algunas de estas actividades. Otras conclusiones asocian la concentración y la atención en una única actividad con los niveles de bienestar.

“Una mente concentrada es una mente feliz”, asegura un estudio de la Universidad de Harvard. Esta investigación concluyó en que el 46% de los trabajadores que están pensando en algo distinto a la tarea que realizan, eran mucho más infelices.

La capacidad para concentrarse es muy positiva emocionalmente, por lo que conviene intentarlo para alcanzar la felicidad.

Por otro lado, el sexo es una de las actividades que hace más felices a las personas. Según un estudio empírico, el sexo encabeza una lista de 20 actividades asociadas a las felicidad.

Sonreír y potenciar el sentido del humor

El sentido del humor es muy terapéutico. El solo hecho de sonreír nos ayuda a enfocar las situaciones de una manera más positiva. Al igual que ayuda a desdramatizar los momentos difíciles y a potenciar los buenos. El humor proporciona alegría, gozo y nuevas herramientas ante los problemas.

Reírse refuerza las emociones positivas y contrarresta las negativas. El simple hecho de cambiar la expresión facial para sonreír altera nuestro estado de ánimo.

Las personas que sonríe durante el día tienen una actitud más positiva y optimista, que los que se muestran serios o tristes.

Evitar compararnos con quien es superior a nosotros

Las comparaciones no son buenas y menos cuando se trata de alguien que está en una situación de superioridad. Según un estudio, cuando nos comparamos con personas que están en una mejor situación, solo conseguimos sentirnos mal y, aunque parezca incorrecto, compararse con alguien que está en una situación inferior produce sensaciones satisfactorias.

Tal vez, por esta razón, nos sentimos más felices cuando ayudamos a una persona que está en una situación inferior. Los comportamientos altruistas generan empatía y nos hace apreciar más lo que tenemos.

Ejercitar la mente

Hacer tareas cognitivas y complejas como las matemáticas, permiten mejorar el estado de ánimo y aplaca las emociones negativas.

Dormir la siesta

La siesta reduce el estrés y la ansiedad. La mayoría de los mamíferos están programados para dormir cortos períodos durante todo el día, por lo que la siesta es algo natural que no se debería evitar.

Según estudios, las personas que duermen la siesta recuerdan mejor los conceptos aprendidos durante el día y tienen una mejor capacidad afrontar y resolver problemas complejos.

con información de El Confidencial.