X

Salud

BBC Mundo: ¿Realmente se usa comida para diagnosticar enfermedades?

Foto: El queso, las uvas y el vino pueden dar a los doctores pistas sobre las enfermedades. / Thinkstock SPL

¿El café con leche, el oporto y la salsa de anchoas ayudan a los doctores a diagnosticar enfermedades?

La respuesta es: sí. Las descripciones culinarias salpican la mayoría de libros de texto médicos, ayudando a los galenos a identificar dolencias inusuales, desde marcas de nacimiento inofensivas hasta condiciones que afectan la vista.

La doctora Ritu Lakhtakia, de la Universidad Sultan Qaboos, en Omán, describió estas curiosidades del saber en la revista Medical Humanities.

Afirma que fueron una parte integral de su licenciatura en medicina, haciendo que los hechos científicos duros fueran menos secos y que enormes áreas de sabiduría bioquímica fueran más apetecibles.

Café con leche

Foto: Las manchas café con leche parecen un chorrito de café y leche, según libros de
texto médicos. / Thinkstock SPL

La imaginería con alimentos se ha usado en la medicina durante años. Para empezar, una fácil.

Las manchas de café con leche: manchas planas de piel color café con leche son una señal reveladora de enfermedades como la neurofibromatosis, en la cual masas no cancerosas crecen en los nervios.

También se pueden ver más manchas solitarias en gente sin la enfermedad.

Cerezas

Foto: Cuando un vaso sanguíneo ocluye la parte posterior del ojo, se puede ver una
mancha como una cereza roja en el centro./ Thinkstock SPL

Las visiones de frutas le pueden dar a los doctores pistas para enfermedades que son mucho más difíciles de ver.

Una mancha del color de una cereza roja en la parte posterior del ojo sugiere que el principal vaso sanguíneo que le suministra sangre está bloqueado: una situación de emergencia que requiere atención médica inmediata.

Salpicaduras de oporto

Foto: Las manchas de oporto son marcas inofensivas comunes en el rostro./ Thinkstock SPL

Marcas de nacimiento inofensivas que lucen como una salpicadura de una bebida son descritas en textos médicos como manchas de oporto.

Esas máculas relativamente comunes son causadas por áreas de vasos sanguíneos pequeños y anormales y pueden variar en tonalidad de rojo profundo a púrpura.

Uno de cada 3.000 bebés nace con una; el tratamiento con láser puede ayudar a borrarla.

Un caso famoso es el del último presidente de la Unión Soviética, Mijaíl Gorbachov, quien tiene una en la frente.

Uvas que crecen

Foto: Las bacterias pueden crecer a veces en racimos parecidos a las uvas./ Thinkstock SPL

Las uvas surgen en diversas formas, no sólo en la alcohólica.

Algunas bacterias, como el estafilococo dorado, que suelen presentarse inofensivamente en nuestra piel, pueden asemejarse a racimos de uvas cuando crecen.

Semillas

Foto: Los rayos X pueden mostrar como se extiende la tuberculosis por el pecho como
pequeñas semillas./ Thinkstock SPL

La radiografía de la foto muestra la tuberculosis miliar, una forma de tuberculosis en la cual la enfermedad se ha diseminado por el cuerpo de una manera que parece un puñado de semillas de mijo.

Algunos tuberculosos pueden desarrollar masas de bacteria en sus pulmones. Quienes las inspeccionan de cerca, dicen que se asemejan y que tienen la consistencia del queso blando; los estudiantes de medicina aprenden de ellas como granuloma caseoso (semejante al queso).

Lakhtakia dice: «Para mí cambió para siempre la delicia de admirar el mostrador de quesos en las delicatessen».

Hígados encurtidos


La doctora menciona frases aún menos apetecibles que incluyen salsa de anchoas, un término usado para ilustrar el pus oscuro que se ve en ciertos abscesos hepáticos.

Foto: El pus del hígado con absceso parece salsa de anchoas. / Thinkstock SPL

Y ni los manjares más apetecidos han podido escapar de este tratamiento médico. Los «quistes de chocolate» pueden ayudar a diagnosticar una condición llamada endometriosis, en la que un tejido que se comporta como el revestimiento del útero se encuentra fuera de él.

Puede causar que los ovarios se llenen con un líquido oscuro similar al chocolate.

Aunque quizás la más común de todas sea la barriga cervecera, usada tanto por doctores como por pacientes para describir un estómago que ha recibido demasiadas cervezas.

Foto: Beber demasiado alcohol puede contribuir a la obesidad./ Thinkstock SPL

Lakhtakia usa ahora los alimentos para enseñarle a sus estudiantes. Para ello suele caminar con muestras de nuez moscada y cúrcuma, que la ayuda a ilustrar algunas de las obras más coloridas del interior del cuerpo.

Indica que la cúrcuma puede emparejar la orina de pacientes con ictericia severa, mientras que la nuez moscada ayuda a ilustrar la apariencia de los hígados congestionados.

Sus estudiantes necesitan estómagos muy fuertes, afirma.

Por: Smitha Mundasad / BBC Mundo

Puede leer también:

¿Realmente mudarse es lo más estresante después de la muerte?

¿Realmente sentarse en superficies frías o calientes da hemorroides?

Mitos médicos