X

Salud

¡Atención! Cuatro claves para detectar la depresión en los niños

Foto: Perú.com

(Caracas, 24 de julio – Noticias24).- La depresión en los niños puede pasar desapercibida o ser malinterpretada por los representantes, según expertos esta condición puede darse en los pequeños y pasar inadvertida. Por está razón, aquí te presentamos algunas claves que te ayudarán a identificar la depresión infantil.

La psicóloga del Sistema Metropolitano de la solidaridad (Sisol) de Perú, Eva Caballero, recomienda a priori compartir más tiempo con los niños para garantizar su estabilidad emocional, pero a continuación entregamos una lista de cuatro preguntas que todo padre debe responder; y que les facilitará reconocer y /o evitar esta enfermedad en sus niños, según lo expuesto por Caballero.

Confundir ciertos cambios de comportamiento con inconductas, propias de la edad, podrían desencadenar severos cuadros de depresión infantil

1.¿Estás ofreciendo atención de calidad? : Podemos dedicarles gran cantidad de atención a los pequeños de la casa y aún así desconocer que están atravesando una depresión infantil, es un asunto de piel, de contacto padres-hijos, muchas veces olvidado porque los padres dedican más tiempo al trabajo y a conseguir dinero que a pasar momentos con sus hijos. “Si no refuerzan estos lazos, inevitablemente los hijos se irán desvinculando”.

2. ¿Por qué los cambios de humor?: Es fundamental que podamos identificar las emociones de nuestros niños. Existe la idea errónea de que la depresión se manifiesta únicamente con tristeza o llanto; sin embargo, en los niños los síntomas son diferentes, ya que la depresión a temprana edad se caracteriza por la irritabilidad, el mal comportamiento, la falta de sueño o las pesadillas recurrentes; inclusive, en los colegios son víctimas de la intolerancia, tanto de profesores como de compañeros, porque muchas veces se confunden conductas con inconductas, o se piensa que son hiperactivos, cuando lo que en realidad les afecta es la depresión.

¡Atención! La preocupación de los padres por: cambios en la rutina, cosas materiales, la situación económica y/o conflictos personales, al igual que confundir ciertos cambios de comportamiento con inconductas propias de la edad podrían desencadenar severos cuadros de depresión infantil.

Es importante que si los niños presentan irritabilidad, insomnio, pesadillas constantes, o no quieren dormir solos y/o reciben quejas de sus profesores por mala conducta: los padres busquen ayuda

3. ¿Se sienten atendidos?: La pérdida de afecto es un detonante de la depresión infantil, razón por la que es elemental comunicarse con los chicos de la casa e intentar conocer la percepción que tienen acerca del amor que les manifestamos; y el tiempo que compartimos con ellos. En este sentido, Caballero aconsejó a los padres compartir más tiempo al lado de sus hijos para evitar males mayores: “no es necesario apapachar a los hijos, sobre todo cuando ya son algo mayores, pero una expresión de afecto o ternura reforzará ese vínculo y permitirá que nuestros hijos se desarrollen, crezcan, sean firmes en sus decisiones o sepan dónde ir y cómo alcanzar sus objetivos”.

4. ¿Estás alimentando su estabilidad emocional?: El ser humano se alimenta de emociones y afecto, opinó Caballero, “si no los alimentamos con emoción y afecto, ese niño estará carente de vitaminas de amor, proteínas de cariño y carbohidratos de abrazo”. Así pues recomendó a los padres estar siempre al tanto de la salud emocional de sus hijos, para identificar ciertos patrones de conducta, ya que la ausencia de estos y la incapacidad de los niños para expresar lo que realmente están sintiendo, pueden perjudicar al menor.

En síntesis, es importante que si los niños presentan irritabilidad, insomnio, pesadillas constantes, o no quieren dormir solos y/o reciben quejas de sus profesores por mala conducta: los padres busquen ayuda, porque si estos síntomas persisten por más de 15 días, estamos ya ante un caso de depresión infantil, concluyó Caballero.

Con información de Perú.com