X

Salud

Enseñar al adolescente a no dar información personal ni familiar es la mejor manera de prevenir un secuestro

(Caracas, 28 de julio. Noticias24).- Este lunes, el psiquiatra y coordinador del Comité de Trastornos Afectivos de la Sociedad Venezolana de Psiquiatría, Luis Madrid Peroza, aseguró que lo más importante para evitar un secuestro en adolescentes es enseñarles que “no deben dar información personal ni familiar”.

El doctor afirmó que usualmente a los niños no se les preparan para la adolescencia, ya que “son dependientes de nosotros, las normas las ponemos nosotros y las decisiones generalmente las tomamos nosotros. No preparamos al niño para el paso de la adolescencia”.

Según el doctor, la adolescencia tiene tres ápices fundamentales que diferencian al niño del adolescente. “Uno es la independencia, segundo comienzan a crear grupos sociales y a vinculares de manera selectiva. Por último, el adolescente comienza a guiarse por lo que llamamos el principio del placer y va a buscar siempre opciones donde sientan placer, lo cual eso disminuye un poco la posibilidad de visibilizar el peligro”.

Asimismo, afirmó que “desde muy temprana edad tenemos que generar una comunicación efectiva y asertiva con los niños (…) siempre los padres han tenido mucho miedo de lo que puedan estar haciendo sus hijos adolescentes en la calle, y en un entorno como en el que estamos viviendo esto se incremente mucho más, y puede crear una comunicación no asertiva. Es decir, que el padre se torne tan ansioso que obture la comunicación y el adolescente deje de comunicarse. Esto es lo peor que puede pasar”.

“Al adolescente hay que mostrarle la diferencia entre pedir permiso y notificar. Es muy importante crear esta diferencia, para que notifique en dónde y con quien está”, indicó.

Madrid Peroza aseveró que a los adolescentes hay que enseñarles, desde muy temprana edad, que “no deben dar información personal ni familiar”, ya que hay dos tipos de secuestro fundamentales. El primero es el que se hace planificadamente, donde el secuestrador tienen un objetivo claro y hace una investigación previa. El segundo trata del secuestro express, que es el que se da en el momento y generalmente es ocasionado por la imagen del adolescente, vestimenta, actitud e información que pueda dar de su familia.

Por otra parte, en cuanto a los padres y adolescentes que ya han vivido la experiencia del secuestro, el doctor enfatizó que “el secuestro está entre los tres delitos más impactantes para la psiquis, después del homicidio y la violación. En ese caso debemos aceptar que nuestro hijo está bajo un impacto y estrés difícil de manejar. Dejar que esté unos días tranquilo, que no salga. Si quiere salir lo acompañamos y si se quiere regresar lo devolvemos rápidamente, pero que él vaya dando la pauta de cómo quiere que se maneje la situación”.

“Es muy importante hablar las veces que sea necesario sobre el evento. No es lo mismo pensar sobre la situación traumática ocurrida, que hablarlo con otra persona”, expresó.