X

Salud

CDC de EE UU ayuda a la prevención de enfermedades a nivel mundial

Imagen: Virus del Ébola. Fotos cortesía de bepast.org

ATLANTA, jul 1 (Reuters) .- Cuando un paciente en Uganda enfermó con el temible virus del Ebola en mayo, el consejo de expertos sanitarios de Estados Unidos ayudó a los funcionarios del país africano a contener la expansión de la dolencia.

“No leyeron sobre esto en los periódicos porque por primera vez identificamos un solo caso, no un brote”, dijo Thomas Frieden, director de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC por su sigla en inglés).

La agencia con sede en Atlanta está expandiendo su participación en casos de enfermedades en el exterior, desde brindar ayuda para rastrear la fuente de E. coli altamente tóxica que apareció en Alemania recientemente hasta detectar la causa de un brote de cólera luego del terremoto en Haití.

El objetivo es detener las epidemias antes de que puedan llegar a Estados Unidos. En lo que va del año, se han registrado 156 casos de sarampión, el mayor número desde 1996, todos ellos importados.

El funcionario señaló que los CDC cuenta con más de 50 empleados en ubicaciones alrededor del mundo

“Es mucho más económico identificar algo en su origen, antes de que llegue a nuestras costas”, dijo Frieden en las instalaciones de los CDC en Atlanta.

El funcionario señaló que los CDC cuenta con más de 50 empleados en ubicaciones alrededor del mundo, que replican un programa implementado inicialmente en Estados Unidos para educar a las autoridades de cada estado sobre cómo contener brotes de enfermedades de la mejor manera.

“Estamos construyendo sistemas para no tener que estar presentes para siempre. Es muy similar a lo que los CDC han hecho en los últimos 50 años en Estados Unidos”, explicó.

Los esfuerzos están comenzando a dar frutos, como observamos en Uganda.

El Ebola causa una fiebre hemorrágica grave que ha generado docenas de brotes atemorizantes y letales en Africa y que ha amenazado a la población de gorilas en peligro de extinción, además de a los seres humanos.

“Eso fue posible porque ayudamos a construir en Uganda la capacidad de detectar (el problema) en un primer momento”

Frieden indicó que el caso se manejó a la perfección. El laboratorio identificó la infección, el hospital usó las medidas de control adecuadas e incluso la morgue manipuló el cuerpo de manera correcta, previniendo la propagación de la infección que puede producirse en el funeral.

“Eso fue posible porque ayudamos a construir en Uganda la capacidad de detectar (el problema) en un primer momento”, dijo el funcionario estadounidense.

Frieden agregó que si México hubiese tenido un mejor sistema de detección de la gripe, los CDC habrían sabido antes de la pandemia de influenza H1N1 del 2009, lo que habría acelerado la disponibilidad de vacunas.

El funcionario se mostró reacio a criticar el manejo alemán del reciente brote de E. coli, el más letal registrado hasta la fecha con 4.000 enfermos.

No obstante, Frieden dijo que Estados Unidos tuvo recientemente un pequeño brote de E. coli 0157:H7 -la cepa más común- en tres estados del país. Esa cepa es parte de la clase denominada STEC, o E. coli productora de la toxina Shiga, a la que también pertenece la que generó el letal brote alemán.

“Tuvimos una pequeña cantidad de casos, pero porque rastreamos el ADN, supimos que estaban relacionados y rápidamente identificamos unas avellanas como la fuente y las retiramos” del mercado, dijo Frieden.

Como consecuencia, hubo sólo ocho casos en Estados Unidos. “Ese tipo de sistema es muy importante”, agregó.