Estilo de vida puede afectar riesgo de muerte cardíaca súbita

Imagen: Cortesía de nyas.org

NUEVA YORK, jul 6 (Reuters) .- Las mujeres que estén en forma, coman sano, no fumen y mantengan su peso a un nivel saludable podrían tener menos riesgo de sufrir una muerte cardíaca súbita, según un estudio estadounidense.

Cada uno de estos factores -una dieta de estilo Mediterráneo, un peso saludable, no fumar y hacer ejercicios- fueron vinculados con una menor probabilidad de muerte cardíaca súbita, que está relacionada con un mal funcionamiento del ritmo eléctrico del corazón, dijo el estudio publicado en Journal of the American Medical Association.

Combinados, los factores fueron asociados a un riesgo un 92 por ciento menor.

“Cuanto más se adhiera a este estilo de vida saludable, mejor se está en términos del riesgo de muerte cardíaca súbita”, indicó Stephanie Chiuve, del Brigham and Women’s Hospital, en Boston, que dirigió el estudio.

Las mujeres que hacían la dieta más parecida a la Mediterránea tenían el menor riesgo de muerte cardíaca súbita: un 40 por ciento menos que aquellas cuya alimentación se parecía menos a la recomendada.

Esta forma de muerte es responsable de la mitad de todas las muertes cardíacas, con entre 250.000 y 310.000 casos anuales en Estados Unidos, escribieron los autores.

Chiuve y su equipo analizaron los resultados del Estudio de Salud de Enfermeras, en el que más de 81.000 mujeres respondieron periódicamente encuestas sobre su salud y estilo de vida durante 26 años.

Durante el período estudiado, 321 mujeres sufrieron muerte cardíaca súbita a una edad promedio de 72 años.

Las mujeres que hacían la dieta más parecida a la Mediterránea tenían el menor riesgo de muerte cardíaca súbita: un 40 por ciento menos que aquellas cuya alimentación se parecía menos a la recomendada.

La dieta Mediterránea incluye una alta proporción de verduras, frutas, nueces, grasas omega-3 y pescado, cantidades moderadas de alcohol y pequeñas raciones de carne roja.

Las mujeres con peso normal eran un 56 por ciento menos propensas a sufrir muerte cardíaca súbita en comparación con las mujeres obesas, mientras que al menos 30 minutos de ejercicios por día reducían el riesgo en un 28 por ciento.

Las mujeres que nunca habían fumado tenían un 75 por ciento menos de probabilidad de padecer esa forma de muerte en comparación con las que fumaban al menos 25 cigarrillos por día.

los investigadores concluyeron que el 81 por ciento de los casos de muerte cardíaca súbita se debió a estilos de vida no saludables

El estudio, financiado por los Institutos Nacionales de Salud y la Asociación Estadounidense del Corazón, no analizó cuánto tiempo las mujeres mantuvieron cada uno de los factores que contribuyen a una vida saludable.

Tampoco logró comprobar que un estilo de vida saludable sea el responsable de disminuir el riesgo de sufrir muerte cardíaca súbita.

Pero los investigadores concluyeron que el 81 por ciento de los casos de muerte cardíaca súbita se debió a estilos de vida no saludables.

Chiuve dijo que los resultados son importantes para entender quién está en riesgo de sufrir este tipo de muerte. La mayoría de las personas temen estar en riesgo por otros problemas de salud, como un ataque cardíaco previo.

“Pero con la muerte cardíaca súbita, la mayoría (de los casos) ocurren en la población general. El estilo de vida es algo que generalmente no se analiza en la investigación” sobre esta forma de muerte, agregó.