¿Por qué nos gusta llorar en el cine? Estudio revela la felicidad detrás de las historias tristes

(Caracas, 6 de abril. Noticias24) – Uno se pregunta: bueno, ¿y es que a la gente le gusta ir al cine a llorar? Resulta que una investigación concluyó que las películas trágicas podrían hacernos más felices.

Eso intentan demostrar Silvian Knobloch-Westerwick y Yuan Gong, quienes investigaron la extraña conducta de quienes quieren experimentar sentimientos negativos a través del cine o la literatura.

Las personas que dijeron sentirse más tristes durante la película fueron las que experimentaron mayor felicidad después

Los científicos analizaron a 361estudiantes de la Universidad del Estado de Ohio a través de una película tristísima titulada “Expiación, más allá de la pasión“.
La conclusión fue clara: las personas que dijeron sentirse más tristes durante la película fueron las que experimentaron mayor felicidad después.

Y no es que se tratara de un alivio posterior al sufrimiento de una trama desesperante. La tesis que manejan los investigadores es que las personas sienten inconscientemente empatía con ese tipo de historias, que renuevan en términos positivos la propia visión del mundo.

Los que no se sintieron tristes con la historia tampoco se identificaron con ésta.

“Pasa que las historias tristes, con frecuencia, hablan del amor, y esto lleva al espectador a pensar en su propia situación, que normalmente no es tan trágica”, explicó Silvia Knobloch-Westerwick, profesora de comunicación de la mencionada universidad.

Con información de El Confidencial