X

Salud

Guía vacacional: prevención de la otitis externa

imagen: cortesía de naturalremedies.org

En esta temporada vacacional si se va a estar en la playa o la piscina hay que tener cuidado de no desarrollar una infección en el canal auditivo, so pena que se arruinen las vacaciones.

Aunque se crea que las infecciones en los oídos, conocidas como otitis, solo le ocurre a los niños pequeños todos somos susceptibles a ellas y muchas personas no saben cuáles son los síntomas de la otitis externa.

Las otitis pueden manifestarse hasta varios días después de haber estado en el agua por lo que puede ser difícil encontrar relación entre una y otra. Los síntomas son variados e incluyen:

  • Comezón adentro del oído.
  • Enrojecimiento e inflamación en el oído.
  • Dolor cuando se jala o se ejerce presión en la oreja.
  • Secreción de pus del oído infectado.

La otitis externa puede originarse cuando queda agua en el canal del oído durante largos periodos, lo que crea un ambiente propicio para el crecimiento de gérmenes e infecciones en la piel.

Éstas afecciones son fácilmente prevenibles con estas sencillas medidas:

  • Mantenga los oídos lo más secos posible.
  • Use una gorra de nadar, tapones para oídos o moldes adaptados a los oídos cuando nade, para evitar que entre el agua en los oídos
  • SÉQUESE bien los oídos después de nadar o ducharse.
  • Use una toalla para secarse bien los oídos.
  • Incline la cabeza hacia los lados para que los oídos queden en posición que permita que el agua salga del canal auditivo.
  • Jálese suavemente los lóbulos de las orejas en distintas direcciones mientras mantiene la cabeza inclinada a los lados para ayudar a sacar el agua.
  • Si con esto todavía siente que tiene agua en los oídos puede usar un secador de cabello para que pase aire por el canal auditivo, eso si teniéndolo a una distancia prudente de la cabeza. ¡Cuidado! Asegúrese de que la secadora esté a la temperatura más fría o solo use su ventilador.

    Recuerde siempre preguntarle a los niños si sienten el agua en el oído, o si oyen las cosas “como si estuvieran lejos”.

    Bajo ninguna circunstancia introduzca objetos en los canales auditivos (como hisopos de algodón, lápices, clips para papel o sus dedos) ni trate se sacarse la cera de los oídos. La cera de los oídos ayuda a proteger al canal auditivo de las infecciones.

    Si cree que tiene el oído tapado por la cera, consulte a su médico.

    Solicite atención médica si tiene comezón, descamación, inflamación o dolor en los oídos, o si tiene secreción.

    Con información de CDC.gov