X

Salud

Estos son los peligros de tener unos glúteos a lo Kim Kardashian

Foto: Cortesía SPN/The Grosby Group

(Caracas, 06 de julio. Noticias24).- Actualmente, las tendencias de agrandamiento de glúteos van el alza, entre las mujeres jóvenes de América del Sur y Estados Unidos de entre 20 y 35 años. Los más pedidos son los XXL, al estilo de la famosa socialité estadounidense Kim Kardashian. Sin embargo, expertos advierten que existen riesgos importantes a la salud al someterse a una cirugía para tal fin.

El doctor en Medicina y especialista en cirugía plástica, estética y reparadora, Francesco Mancini, citado por el segmento de salud de la agencia de noticias EFE, explica que, en la actualidad, hay tres técnicas en cirugía estética para agrandar los glúteos:


Inserción de una prótesis de silicona
. Las prótesis que se implantan suelen ser de forma ovalada y se colocan detrás del músculo glúteo mayor, que es el músculo principal y da forma a las nalgas. Los peligros de esta técnica son las infecciones, la rotura del implante y el desplazamiento del mismo.

Infiltración de grasa del mismo paciente. El tejido adiposo se suele extraer del abdomen o la cintura del propio paciente para luego inyectársela en las zonas de los glúteos que necesitan ser tratados. En este tipo de intervensiones, los riesgos se centran en la reabsorción, y según Mancini, “hay muchos casos descritos de muerte por embolismo cuando la grasa se infiltra en grandes cantidades y muy profunda”.

Infiltración de materiales de diferente naturaleza. Los más empleados sobre todo en países de América del Sur son la silicona líquida y los metacrilatos.

Ante esto, el especialista advierte que se trata de una intervención “bastante peligrosa, en particular en manos de charlatanes». Asimismo, señaló que la técnica más segura es con la grasa del mismo paciente (cuando la hay) infiltrada en pequeñas cantidades y en zonas superficiales.

En estos últimos casos se puede añadir una liposucción de los flancos y de la zona inmediatamente por encima del glúteo para «marcarlo y definirlo”.

Mancini agregó que el postoperatorio para este tipo de cirugías es bastante complicado: el paciente se verá obligado a dormir siempre boca abajo durante los primeros días; es necesario usar fajas por un mes; se debe evitar apoyar la zona tratada así como hacer ejercicios que puedan dañarla.

Para finalizar, el doctor recordó que las modas son pasajeras y manifestó que “el trasero perfecto no es más grande o más pequeño, es un trasero en su sitio bien torneado y definido”.

Con información de EFE Salud