X

Salud

Conoce cinco mitos sobre las enfermedades de transmisión sexual

Foto: elestimulo.com

(Caracas, 01 de agosto. Noticias24).- A través de esta entrega, conocerás cinco mitos frecuentes sobre las enfermedades de transmisión sexual (ETS).

1 Solo se puede adquirir una enfermedad de transmisión sexual (ETS) a través del coito.

Falso. Las ETS se pueden adquirir con cualquier tipo de contacto que involucre algún genital ya sea vaginal, anal, oral o inclusive contacto sexual sin penetración.

Un ejemplo de ello son el herpes y verrugas genitales, producidas por el virus del papiloma humano (VPH), las cuáles pueden contagiarse por contacto piel-piel.

2 Las ETS pueden contagiarse en los baños públicos y piscinas.

Falso. Analizando el punto anterior, el herpes virus se transmite por contacto genital piel-piel al igual que el VPH.

Se ha demostrado que estos virus no lograr sobrevivir fuera del cuerpo, por lo que es imposible adquirirlo al sentarse en el inodoro o poceta.

Al una persona padecer de herpes oral, puede contagiarse al realizar relación oral sin condón. En tal sentido es recomendable el uso del condón si se van a realizar relaciones sexuales en piscina o jacuzzi, ya que el calor y el cloro no necesariamente eliminará todos los virus y bacterias.

3 Las ETS no producen cáncer.

Falso. Nuevamente analizando el VPH, el cual es la principal causa de cáncer cervicouterino, cáncer de pene y cáncer de ano, el mismo por igual puede producir cáncer de boca y garganta (orofaríngeo).

Por otro lado, la infección crónica por hepatitis B y C, pueden dar como resultado cáncer del hígado. Y se ha logrado determinar que la mitad de las infecciones por el virus de la hepatitis B, son transmitidas sexualmente.

Para sorpresa de muchos, este virus es 100 veces más contagioso que el virus de inmunodeficiencia humana (VIH).

Es por ello que personas con VIH positiva con descenso progresivo de sistema inmune, pueden desarrollar sarcoma de Kaposi, Linfoma No-Hodgkin y cáncer cervicouterino.

4 No se pueden adquirir dos ETS a la vez.

Falso. La clamidia y gonorrea producen uretritis en los hombres y cervicitis en las mujeres.

La mayoría de las mujeres no tiene síntomas y es más susceptible a adquirir ETS a diferencia de los hombres.

Generalmente pacientes diagnosticados con gonorrea tienen coinfección por clamidia.

Se ha reportado en estudios que 24% de hombres heterosexuales y 38% de mujeres con gonorrea tienen también clamidia.

Esta coinfección puede llegar hasta el 40-50% en grupos de 15 a 24 años de edad. Y viceversa, en 18% de los hombres y 13% de las mujeres con clamidia tienen también gonorrea.

Esto justifica el uso de antibióticos empíricos simultáneos para ambas infecciones.

Contraer una ETS no tratada presenta 10 veces mayor riesgo de adquirir el VIH.

La sífilis y herpes producen úlceras (chancro) y ampollas que se rompen y facilitan la entrada de VIH al cuerpo.

Hay mayor carga viral de VIH en el fluido de personas con una ETS activa. Aproximadamente un tercio de los casos nuevos diagnosticados con sífilis son personas con VIH positivo conocido.

Hombres que tienen relaciones sexuales con hombres son los más afectados (hasta el 83%) por coinfección de VIH y sífilis.

5 Todas las ETS se previenen con vacunas y pueden curarse.

Falso. Hasta el momento, solo el VPH y el virus de la hepatitis B se previene con vacunas disponibles.

La vacuna contra VPH se recomienda en preadolescentes niños y niñas entre 9 y 12 años de edad hasta la edad de 21 y 26 años en hombres y mujeres, respectivamente, si no han sido vacunados.

Se extiende en hombres hasta los 26 años si tienen relaciones sexuales con otro hombre o tienen VIH positivo.

La vacuna contra hepatitis B se recomienda en personas menores de 19 años no vacunadas, que hayan sido tratadas por ETS o con parejas sexuales con hepatitis B, contacto laboral con sangre, en hemodiálisis, VIH positivo, hombres que tienen sexo con otro hombre, abuso de drogas intravenosas, prisioneros y para viajes a áreas con alta prevalencia de hepatitis B.

Investigaciones realizadas por la Dra. Katherine Henríquez, uróloga de adultos y niños, hospital Punta Pacífica.

Escrito por:Julio C. Alcubilla B. /Noticias24