X

Salud

Conoce la epididimitis y prostatitis, sus síntomas, causas y tratamientos

Foto: Reumatología Clínica

(Caracas, 21 de diciembre. Noticias24) – La epididimitis y la prostatitis son dos afecciones comunes y la mayoría de las veces benignas, que afectan los órganos genitales masculinos.

La epididimitis es una infección y una inflamación del epidídimo, o el canal que conduce el esperma. La inflamación del epidídimo y del testículo también lleva el nombre de orquiepididimitis.

Entre sus síntomas destacan: Dolores e hinchazones testiculares unilaterales, sensibilidad del epidídimo y del canal deferente a la palpación.Eventualmente, edema localizado en la piel, secreción uretral y fiebre.

Causas

Son principalmente infecciosas, reconociendo que entre las bacterias y agentes infecciosos responsables están: coliformes, Pseudomonas. Aeruginosa, C. trachomatis y Neisseria gonorrhoeae (infecciones sexualmente transmisibles).

Diagnóstico y tratamiento

El diagnóstico se basa en un antibiograma (cultivo de bacterias) realizado teniendo como base una biopsia uretral. El tratamiento se basa en una antibioterapia adaptada al antibiograma.

Prostatitis

La prostatitis es una infección bacteriana de la próstata, frecuente en el hombre y a menudo recurrente. El término «prostatitis» designa un síndrome correspondiente a diferentes formas patológicas:
Prostatitis bacteriana aguda.
Prostatitis bacteriana crónica.
Prostatitis crónica y síndrome de dolor pelviano crónico inflamatorio.
Prostatitis crónica y síndrome de dolor pelviano crónico no inflamatorio.
Prostatitis inflamatoria asintomática.

La prostatitis crónicas (no inflamatoria) son las más frecuentes. El diagnóstico diferencial con las prostatitis no bacterianas es a veces difícil porque los síntomas son parecidos.

Causas y factores de riesgos

Infecciones sexualmente transmisibles (gonorrea o clamidia).
Malformación urogenital.
Estación sentada prolongada (por ejemplo: en coche, en avión).

Principales síntomas de la prostatitis

Ardor intenso al orinar.
Dificultad en vaciar la vejiga (disuria).
Fiebre intensa y brutal, escalofríos.
Cansancio.
Dolores pelvianos.

Los métodos diagnósticos difieren según la categoría de prostatitis sospechada (por ejemplo: estadio crónico). Generalmente comprenden:Una anamnesia (búsqueda de antecedentes): infecciones urinarias previas, infecciones transmisibles sexualmente y por vía sanguínea.Un examen físico.Un análisis y un cultivo de orina. Eventualmente: un hemocultivo.

Tratamiento

Antibioterapia por vía oral.
Alfa bloqueadores.
Finasterida (hipertrofia benigna de la próstata).
Antiinflamatorios no esteroideos.
Relajante muscular.

Contenido seleccionado, por:
Julio C. Alcubilla B./ Noticias 24