X

Salud

El caso de los gemelos que salvaron su vida al darse la mano antes de nacer

Foto: ABC

(Caracas, 01 de febrero. Noticias24).-El embarazo monocorial-monoamniótico es el de mayor riesgo dentro de los embarazos múltiples. Los gemelos se alimentan de la misma placenta y comparten bolsa amniótica, por lo que están en contacto directo.

Entre los peligros que corren los pequeños está el posible enredamiento de sus cordones umbilicales. Son muy pocos los casos de este tipo que se registran, pero cuando ocurre y se detectan complicaciones, puede llegar a recomendarse la interrupción voluntaria del embarazo. Así se lo comunicaron a Hayley y Charlie Lampshire, una pareja británica, cuando diagnosticaron este problema a los gemelos que esperaban.

Tal como cuenta el blog Viral Thread, el matrimonio buscó esperanza para seguir adelante hasta el nacimiento de sus dos hijos, Rowan y Blake. Sabían que buena parte de las posibilidades de que las cosas salieran bien pasaba porque los fetos no se moviesen demasiado, especialmente en las primeras semanas, cuando disponen de más espacio para hacerlo. Sin embargo, lo que los padres pudieron ver a través de las ecografías fue precisamente lo contrario. No sólo estaban quietos, sino que parecían cuidar el uno del otro.

«A mí marido y a mí nos rompió el corazón saber que estaban en peligro. Necesitaban mantenerse quietos para sobrevivir, pero en algunas imágenes parecía que se estuviesen acurrucando el uno contra el otro. Incluso teníamos la impresión de que se daban la mano», recuerda emocionada la madre.

En la semana 34, los gemelos nacieron por cesárea, práctica casi obligada en este tipo de embarazos. Llegaron al mundo con 36 segundos de diferencia, pesando poco más de 2 kilos cada uno.

Necesitaron cuidados especiales desde el primer momento, pero tres semanas después pudieron abandonar el hospital y conocer por fin su hogar. «La verdad es que al principio estábamos aterrorizados, pero queremos compartir nuestra historia para transmitir a otros que atraviesen la misma situación que hay esperanza, algo que nos costó encontrar cuando hicimos nuestra propia investigación», explica Hayley, «cuando Rowan y Blake crezcan les contaremos cómo de especial es el vínculo que les une».

Con información de ABC.