X

Salud

Mastopexia, procedimiento que eleva y mejora las mamas caídas

Foto: Cirugías Estéticas

(Caracas, 24 de mayo. Noticias24) – Conoceremos el alcance de esta intervención quirúrgica la cual tiene el objetivo de mejorarla forma de las mamas caídas además de reducir el tamaño de la areola cuando sea muy grande.




A través de los años, existen muchas causas para que las mamas pierdan sus óptimas condiciones, entre las que destacan l embarazo, dar de mamar y la fuerza de la gravedad hacen que la mama tienda a caer. Por otro lado, a medida que la piel pierde su elasticidad la mama pierde su forma y desciende.

Este es un fenómeno reconocido como ptosis mamaria. Por otro lado cuando la mama además de caer, pierde o llega a poseer poco volumen.

Se debe considerar que los candidatos ideales para someterse a una cirugía de mamas son aquellas personas sanas, emocionalmente estables que comprenden los resultados que se pueden obtener tras la cirugía.

Muchas mujeres desean una mastopexia tras un embarazo, una lactancia que ha dejado vacío y caído el pecho o pérdida de peso que ha dejado una mama ptósica y con poco volumen. Aunque no existe riego de que la mastopexia altere futuros embarazos, las mamas pueden volver a descender algo tras un nuevo embarazo.

Durante la primera consulta, el cirujano plástico evaluará el tamaño y la forma de las mamas, la tonicidad de la piel y su estado general de salud. Se realizará además el examen físico de las mamas y se solicitará un estudio mamográfico (Ecosonograma y/o mamografía).

El paciente debe exponer sus expectativas de manera sincera y franca, para que el cirujano plástico sea también franco y le muestre las alternativas disponibles para su problema, con los riesgos y limitaciones de cada una de ellas.

Se evaluará sus antecedentes, el hábito tabáquico, el consumo de medicamentos como la Aspirina, esteroides y/o vitaminas, el número de embarazos previos y la posibilidad de nuevos embarazos. No dude en preguntar cualquier cuestión que se plantee, especialmente aquellas relacionadas con sus expectativas sobre los resultados.

La mastopexia es una técnica segura, siempre y cuando sea realizada por un cirujano plástico calificado. Sin embargo, como en cualquier operación siempre pueden existir complicaciones y riesgos asociados. La misma deja cicatrices permanentes y visibles, aunque disimulables bajo el brassier. Los problemas de cicatrización son más frecuentes en fumadores. Algunos pacientes pueden experimentar una disminución parcial y en ocasiones, total de la sensibilidad del pezón.

Los efectos de la mastopexia, aunque duraderos, no son permanentes, dependiendo de factores como nuevos embarazos, variaciones de peso y edad. Si se ha colocado una prótesis el efecto será más duradero.

Contenido seleccionado con información de la Sociedad Venezolana de Cirugía Plástica, por:
Julio C. Alcubilla B./ Noticias 24