X

Salud

¿Cada cuánto lavas tus brochas de maquillaje? ¡Te decimos por qué importa!

Foto:Archivo

(Caracas, 23 de octubre. Noticias24).- Podríamos decir que la costumbre de lavar nuestras brochas de maquillaje es casi nula o por lo menos existen muy pocas personas que dedican unos minutos de su tiempo para mantenerlas limpias; si eres una de éstas, sólo tenemos que decirte una cosa: ¡felicidades!, realmente estás consiente de la importancia del cuidado de tu piel.

Ahora, si en tu vida has lavado una sola brocha no te preocupes, después de que leas las siguientes líneas, esto cambiará por completo.

¿El motivo principal? Pues bueno, en pocas palabras, las cerdas de las brochas pueden ser un verdadero foco de bacterias debido a que están en constante contacto con productos de maquillaje así como con la piel. Día con día la suciedad se va acumulando en su interior, así que el no limpiarlas podría ocasionar ciertas reacciones en el órgano más grande de nuestro cuerpo tales como imperfecciones, alergias o irritación.

Piensa que si diariamente utilizas una brocha sucia de nada sirve que tengas el mejor limpiador o que siempre apliques un suero especial para tu tipo de piel, pues estamos hablando de una de las zonas más delicadas de nuestro cuerpo.

La forma más efectiva de limpiar estas herramientas de belleza es con agua y jabón en barra; sí, el típico que se utiliza para lavar la ropa y que puedes encontrar en cualquier tienda de autoservicio. Lo único que debes hacer es mojar ligeramente la brocha, una vez que esté húmeda da unas pinceladas al jabón y luego vuelve a poner la brocha en el chorro de agua, recuerda que debes ponerla de forma horizontal evitando que caiga agua directamente en el interior de ésta.

Posteriormente puedes dar pinceladas en la palma de tu mano o incluso en un guante especial para limpiar las brochas o en uno de plástico que se utiliza para tomar recipientes calientes, solamente asegúrate que tenga textura en la palma. Repite el procedimiento las veces que sea necesario hasta que ya no salga nada de color y ningún tipo de residuo.

Cuando estén completamente limpias déjalas secar –evita a toda costa una secadora de pelo alguna herramienta que acelere el secado–. La idea es que tus brochas queden limpias cada 15 días pero si de verdad no es posible, por lo menos asegúrate de hacerlo una vez al mes.

No olvides que varias marcas cuentan con un spray limpiador de brochas el cual puedes aplicar justamente después de que termines de usarlas y solo tienes que esperar unos cuantos minutos para que se sequen. Los pretextos se acabaron, de ahora en adelante vas a darle a tu piel el cuidado que se merece.

Con información de Moda al Día