X

Salud

¿El mal aliento puede acabar con el amor? Sí, tome nota (+historia)

Foto: Cortesía de En Pareja

(Caracas, 22 de febrero. Noticias24).- Siempre hemos escuchado esa frase que reza «la comunicación es la solución para evitar los problemas de pareja», pero qué pasa cuando está no funciona. Es decir, si eres sincero en todo momento y solo logras empeorar las cosas. Hoy te relataremos una jocosa historia para que saques tu mismo tus conclusiones.

Lea también: ¿Nuevo amor? Conoce a la modelo trans que está saliendo con Caitlyn Jenner  

La relación de pareja es algo de dos, y para que ella funcione existen muchos factores que debemos tomar en cuenta y uno de ellos es nuestra higiene personal. Te imaginas conocer a la mujer u hombre de tu sueño y que en el momento del tan anhelado beso ¡Zas! Le apesta la boca. ¿Que harías? ¿Te aguantas o hieres sus sentimientos?

A continuación la historia jocosa de este hombre cuya sinceridad terminó con su relación:

Hace años estuve en una relación con una chica. Era como cualquier otra relación de pareja. Salíamos al cine, paseábamos los fines de semana juntos; íbamos ocasionalmente por unos tragos. Pero, había un detalle de ella que me volvía loco y que no podía pasar de largo: LE APESTABA LA BOCA.

Su mal aliento era tan detestable que opacaba toda su belleza, toda buena conversación que tenía e incluso, opacaba el buen carácter que tenía.

Como de costumbre, atendí el problema con la mayor prudencia posible. No quería herir sus sentimientos, ni hacerla sentir mal. Así que de la manera más amable y sensible le ofrecía goma de mascar para disimular el olor o antes de salir de la casa le recordaba que se lavará los dientes. Pero su fragancia seguía empeorando día con día.

Según los especialistas el mal aliento es causado por una serie de bacterias que se acumulan en nuestra boca por varias razones, desde: por una mala higiene bucal o por acumulación de residuos alimenticios. Algunos, también, acusan al mal olor con problemas gastrointestinales.

Algo que no ayudaba a la causa era que le gustaba fumar cigarrillos todas las tardes. Entonces, además de su mal olor ocasionado por reflujo o por un mal higiene, tenía que soportar el sabor de su boca de cenicero.

Finalmente, me arme de valor y le dije: «Lo siento, no sé por qué sea, pero te apesta la boca”. Este comentario solo desencadenaría una serie de problemas y discusiones sin sentido entre ambos.

Primero, le sugerí empezará a usar enjuague bucal, y me respondió: “me arde mucho la boca cuando lo uso”. Después le recomendé que quizás tenía un problema intestinal y que tendría que acudir con un médico para solucionarlo, y su respuesta fue muy similar a la anterior: “Tu nariz es muy sensible, no seas delicado”.

En verdad no encontraba la forma de arreglar el problema sin herir de sus sentimientos. El malestar continuaba creciendo, hasta el punto que me daba pena de salir en público con ella por el miedo que otras personas también percataron su mal aliento.

Tiempo después, la relación terminaría, por razones completamente ajenas a su mal olor de boca.

Pero ¿Hasta qué punto puedes soportar algún aspecto que no te gusta de tu pareja? ¿Sera que el amor puede superar cualquier cosa?

En este caso pusimos en duda la famosa frases, que con una “Buena Comunicación” puedes arreglar todos los problemas de pareja. Traté de ser una persona honesta y sensible para remendar algo que me molestaba y, la otra persona no quiso ni siquiera escuchar. Si esa persona no está dispuesta a escuchar y conocer la necesidades de su pareja por más que haya comunicación y sinceridad la relación jamás funcionará…

Y ustedes ¿Qué harían si a su pareja le apesta la boca?

Con información de En Pareja