X

Salud

Cinco consejos fundamentales para encontrar el balance perfecto entre tu vida y el trabajo

Foto: nuevaeconomia

(Caracas, 22 de marzo. Noticias24).- Ser exitoso y feliz es posible. Aunque muchas veces nos encanta casarnos con la idea de que grandes sacrificios tendrán grandes frutos, al final no se trata solamente del destino, sino de la forma en que emprendemos el viaje.

Por eso, te damos 5 consejos que puedes poner en práctica para encontrar el balance perfecto entre tu vida personal y el trabajo para que seas un ejemplo a seguir y siempre sientas que estás viviendo de una forma plena.

Levántate más temprano
Las personas que se levantan al alba tienen en general una mejor salud y son más productivas. Dejar la cama antes de que empiece el caos cotidiano te hace sentir que puedes conquistar el mundo, así que aprovecha esas horas.

Haz ejercicio antes de irte a trabajar
El ejercicio matutino te llena de energía para hacerle frente a la jornada que tienes por delante y te ayuda a combatir el estrés.

Es mejor la disciplina de hacer ejercicio temprano por la mañana, porque después del trabajo es más fácil buscar pretextos para no ejercitarse.

Un momento para el amor, otro para la guerra
Muchas veces la imagen del hombre productivo es la de aquel que contesta sus correos a las 3 de la mañana o a las 2 de la tarde. El problema es que esto no ayuda ni a tu salud mental ni a tu productividad.

Expertos señalan que distraerse ante cualquier correo y dedicarse a contestarlo implica que pierdes 20 minutos para volver a tener la misma capacidad de concentración que tenías. Es decir, terminas tardándote más en terminar tus tareas.

Por eso, dedica 3 momentos específicos para responder al correo. Porque, a menos que seas un neurocirujano que tiene que operar a alguien en una sala de emergencias, los pendientes que alguien solicite por mensaje pueden esperar cierto tiempo.

Come cinco veces al día
Uno de los grandes problemas que tiene el hombre moderno es la gran cantidad de ansiedad que maneja y que termina traduciéndose en malos hábitos alimenticios.

Esto resulta siempre en cambios de humor e incluso problemas de salud. ¿La solución? Hazte aliado de tu metabolismo. Te recomendamos realizar 3 comidas principales y fuertes y 2 pequeñas (no deben pasar de 200 calorías). De ese modo siempre tendrás algo en el estómago y podrás tomar mejores decisiones.

Sé agradecido y sonríe más seguido
Es una cuestión de perspectiva; si solo te enfocas en lo negativo, en lugar de encontrar soluciones tu cuerpo estará estresado y se comportará como si no hubiera solución; esto se traduce en tiempo malgastado que bien podría ser utilizado para convivir con seres queridos o practicar un pasatiempo fuera del trabajo.

Por eso, trata al menos una vez a la semana hacer una lista de las cosas por las cuales estás agradecido. Poner todo por escrito ayuda a reducir el estrés.

A la par, un estudio demostró que las personas que les pedían que mantuvieran un gesto de sonrisa reportaban sentirse de mejor humor y por tanto más felices, incluso las cosas parecían más divertidas. Es decir, cuando somos felices sonreímos, pero si hacemos el proceso a la inversa también funciona. Sonríe más y comenzarás a sentirte mejor, en balance con todo a tu alrededor.