X

Salud

Mejora tu digestión con un pudín de banana y chía sin lactosa

Foto: Cortesía de Yoga

(Caracas, 30 de mayo. noticias24).- Existen personas que muchas veces sufren de pesadez, gases y diversas incomodidades estomacales, encontrar un método adecuado para que funcione tu digestión puede ser un problema para muchos, por eso el día de hoy te traeremos un pudín con banana y chía sin lactosa que ayudará a mejorarla por completo.

Lea también: La OMS estima que habrá entre 100 y 300 casos en el actual brote de ébola en RDC

Para estimular tu digestión, debes saber qué tipo de metabolismo tienes. Para ejemplificarlo, el gluten es una sustancia presente en muchos ingredientes y en ocasiones, algunas personas son intolerantes a este elemento (al igual que a la lactosa). Esto hace que el proceso de la digestión sea todo un problema. Evidentemente, debes disminuir u omitir estos ingredientes.

Estos alimentos pueden ser reemplazados con otros tipos y preparaciones que sean útiles para estimular tu digestión de forma adecuada.

¿Por que la banana y la chía?

Principalmente los escogemos por los elementos nutricionales y estimulantes de la flora intestinal que estos dos ingredientes tienen. La banana es una de las frutas más versátil, cuenta con los mejores índices de azúcares naturales (fructosa, por ejemplo) dentro del reino vegetal.

Mientras que las semillas de chía tienen la capacidad de acelerar el metabolismo y, con el paso del tiempo y de la adecuación, normalizar tus ritmos de evacuación y de estimulación de la digestión.

De manera que, la pesadez, sensación de irritabilidad y los procesos de dolor gastrointestinal se ven reducidos e incluso eliminados al sustituir un postre tradicionalmente hecho a baso de leche por uno sin rastro alguno.

Ingredientes

1 taza de leche de coco (250 ml)
6 cucharadas con semillas de chía (90 g)
2 cucharada de extracto de vainilla (30 ml)
4 bananas
1 pizca de canela (opcional) (15 g)

Preparación

Lo primero que debes tener en mente antes de hacer esta preparación es que, aunque parezca raro, no necesitarás una batidora, licuadora ni nada parecido.

La elaboración es totalmente artesanal y muy metódico con el paso a paso. Importante que lo tengas en cuenta y no intentes incluirlo en el proceso.

Vierte la leche de coco en un bol mediano y deja reposar allí, sin alteraciones de ningún tipo.

A continuación, añade las semillas de chía al recipiente con la leche de coco. Revuelve con una paleta y deja reposar por 5 minutos junto al extracto de vainilla.

Ahora, procederás a machacar las bananas y hacer un puré bien homogéneo. Cuando nos referíamos a lo metódico, nos referíamos a este paso en concreto.

Completa el puré de banana y, en caso de encontrarlas, no elimines de la preparación las semillas propias de esta fruta.
Una vez la mezcla del puré este lista, solo resta añadirla a la leche de coco.

Finalmente, adorna (opcional) con un poco de canela y habrás terminado. Puedes llevarlo al refrigerador y consumirlo cuando esté frío.

Con información de Mejorconsalud