X

Salud

Cinco beneficios prácticos del aceite de menta que te gustará saber

Foto: Cortesía de Steemit

(Caracas, 06 de julio. Noticias24).- El aceite de menta se deriva de las hojas de la planta. Este aceite esencial se utiliza a menudo como remedio casero para combatir problemas de estómago, dolor muscular y de cabeza. Estudios han encontrado que la aromaterapia es efectiva para aliviar la ansiedad, el dolor y el vómito. El aroma del aceite de menta ha demostrado mejorar la memoria. Por eso, hoy vamos a descubrir algunos usos prácticos del aceite de menta de los que seguro nadie te ha hablado.

Lea también​:​ ¿Tienes muchas marcas producto del acné? Descubre cómo disimularlas

1. Combate el dolor de cabeza

¿Sufres de migrañas o de jaquecas? Estas dolencias suelen tener un único tratamiento y es conseguir alivio a través del consumo de fármacos. Por ese motivo, el aceite de menta puede ser una alternativa muy saludable y más beneficiosa.

Ingredientes

2 gotas de aceite de menta
1 cucharadita de aceite de almendras (5 ml)

¿Qué debes hacer?

Para que el aceite de menta haga su efecto se deben diluir dos gotas en una cucharadita de aceite de almendras, por ejemplo, o cualquier otro tipo de aceite que nos guste más.

Aplicar en la frente dando un suave masaje.

2. Ayuda a la descamación del cuero cabelludo

Otro de los usos prácticos del aceite de menta es aplicarlo sobre el cuero cabelludo para resolver determinadas dolencias como la descamación, también conocida como dermatitis seborreica.

No obstante, este aceite también puede ayudar en el caso de que suframos caspa, picores o incluso si tenemos piojos es una opción.

3. Mejora la salud bucal

Ayuda a eliminar los malos sabores de la boca, al mismo tiempo que la protege contra infecciones. Además, no produce ningún daño en el caso de que suframos de dientes o encías sensibles.

4. Combate los problemas de asma

Si tienes problemas de asma o estás pasando por un periodo de gripes, otro de los usos prácticos del aceite de mente es que ayudará a descongestionarte y a permitirte que respires mucho mejor.

Puedes utilizar el aceite de menta como un vaporub casero. Aplícatelo antes de ir a dormir sobre el pecho. También puedes poner algunas gotas en agua hirviendo y aspirar el vapor.

En cuestión de minutos, la sensación refrescante de la menta mejorará tu asma y, además, te permitirá respirar mejor si tienes congestión nasal o algún otro problema derivado de una enfermedad como la gripe.

5. Reduce la inflamación

Es un gran aliado para mejorar la circulación.

Si, por ejemplo, el problema lo tienes en las piernas, prueba darte un ligero masaje con este aceite. El aceite refrescará la zona. Siempre es recomendable mezclarlo con otros, como el de almendras o de coco. Así se evita que surjan irritaciones.

Con información de Mejorconsalud