X

Salud

Esto es lo que tienes que hacer si quieres músculos como The Rock

Foto: Getty Images

(Caracas, 18 de julio. Noticias24) Nadie va al gimnasio porque es divertido (sí es, pero al principio no lo ves así), van porque quieren ver resultados, ya sea bajar de peso, mejorar su condición o ganar músculos, y eso es lo que los motiva. Sin embargo, ser constante y establecer una rutina puede ser muy difícil si esos resultados que se buscan parecen no llegar nunca.

Una de las principales quejas entre los hombres que reservan sus tardes, o sus mañanas, para sudar en el gimnasio, es que, a pesar de todo su tiempo y esfuerzo, parecen no ganar musculo al ritmo que quieren. Ven a otros y no entienden cómo es que ellos no se ven así y empiezan a pensar en anabólicos u otras sustancias que puedan ayudarlos, pero jamás consideran que esas metas están más cerca de lo que creen, es cuestión de hacer unos pequeños ajustes a lo que ya están haciendo.

Levantar pesas como si no hubiera un mañana no es la solución, eso solo va a hacer que acabes agotado o lesionado. Las pesas son la clave para aumentar músculo, bajar grasa y ganar fuerza, pero tienes que saber cómo hacerlo para conseguir resultados.

Obviamente (o tal vez no es tan obvio, de lo contrario no estaríamos aquí), lo primero es establecer una meta real, nada de “soy un espagueti con pies y quiero los brazos de Thor mañana”; tener un plan (de entrenamiento y dieta), y entender que todo lo que hagas va a tener un impacto en tu cuerpo y en tus resultados.

Tener músculos enormes no es imposible, tampoco tienes que inyectarte esteroides o esas cosas con efectos secundarios horribles, lo único que tienes que hacer es seguir estas 4 reglas cuando estás entrenando.

1 Más peso significa más músculos

Esto quiere decir que constantemente tienes que aumentar la cantidad de peso con el que trabajas, si ya te acostumbraste a cierto número, debes avanzar al que sigue, así vas aumentando tu fuerza y el tamaño de tus músculos. Se recomienda que el peso que uses para hacer repeticiones represente un 80% del peso máximo que puedes levantar, y probablemente solo vas a poder hacer entre 5 y 6 repeticiones.

2 La velocidad es la clave

Claro que debes cuidar tu forma, o te vas a lastimar, pero, según los expertos, cuando quieres aumentar el tamaño de tus músculos, las repeticiones más rápidas son tu mejor amigo ya que activan las partes de los músculos que tienen más potencial para crecer. Además, moverte más rápido te ayuda a quemar más grasa.

3 Aprende a parar

Si tus repeticiones empiezan a hacerse más lentas, los brazos te tiemblan y sientes que ya no puedes más, entonces debiste haber parado hace unas cuantas repeticiones. Agotar tus músculos no te ayuda en nada, de hecho, estás forzando fibras que no estaban listas para ese nivel de actividad. Y aunque un poco de dolor es bueno, acabar completamente muerto y sin poder levantar los brazos solo va a lograr que tu entrenamiento del día siguiente no sea tan productivo.

4 Piensa en grande

Enfócate en trabajar tus músculos más grandes y hazlo por grupos. Esto no suena tan lógico, pero hay una buena razón. Tus músculos más grandes requieren de muchos otros para moverse, así que cuando los trabajas, realmente estas trabajando todo, además ahorras tiempo y energía, y terminas quemando más calorías que si trabajas cada pequeño músculo por separado.

Con información GQ.