X

Salud

Trucos para que aprendas a realizar bien el countering (+detalles)

Foto: Cortesía Salud180

(Caracas, 22 de agosto. Noticias24) -Probablemente hayas escuchado muchas veces hablar sobre el contouring, pero no sabes nada de eso. Si ese es tu caso este articulo es ideal para tí. Existen muchos trucos para dominar y simplificar este proceso de maquillaje.

Lea también: ¿Cómo conservar limones picados por más tiempo?

 

Recordemos que el contouring, se popularizó gracias a Kim Kardashian y a la aparición de nuevos productos ya hace algunos años.

Qué es el countering

Para empezar debes saber qué es. El countering es una técnica de maquillaje que consiste en combinar tonos oscuros y claros para destacar algunas características que le dan belleza al rostro o también para disimular esas pequeñas imperfecciones.

Si bien es cierto Kim Kardashian lo popularizó pero este método ya existía desde los años 60 cuando los maquilladores empezaron a marcar ángulos para darle luz y fuerza a la expresión del rostro.

Hoy en día este proceso ya ha evolucionado y no sólo lo aplican los profesionales.

Trucos para conseguir un contouring perfecto

Elige productos de maquillaje específicos para contouring:

El primer error que se comete es utilizar productos que no son adecuados como por ejemplo los polvos de sol. Lo bueno es que hoy en día existen diversidad de productos así que tendrás a la mano variedad.

Hazlo siempre con luz frontal:

Debes tener en cuenta que al contornear tu rostro no hayas sombras en él ya que puede interferir negativamente en el resultado.

Rostro cuadrado:

En este caso se trata de suavizar las facciones. Para ello hay que aplicar el contorno en ambos lados de la frente hacia las sienes e iluminar el centro de la misma. También aplica polvo oscuro en el hueso de la mandíbula e iluminador en la parte alta del pómulo.

Contouring paso a paso

Foto: Cortesía Salud180

1. Identifica tu tipo de rostro: alargado, cuadrado o redondo.

2. Unifica tu rostro con tu base de maquillaje habitual y el corrector en las zonas en las que sea necesario.

3. Ilumina las zonas que quieras destacar de tu rostro. Lo más recomendable es aplicarlo en las zonas altas del rostro como el hueso del pómulo, el hueso de la ceja, la frente, la barbilla, el tabique de la nariz o el arco de cupido. No obstante, debes tener en cuenta siempre las características de tu rostro y lo que quieras destacar. Si, por ejemplo, tienes la nariz prominente, no la ilumines.

4. Aplica el tono oscuro en las sienes, debajo de los pómulos y en el hueso de la mandíbula para afinar el rostro.

5. Difumina cuidadosamente los trazos para que el efecto sea natural. Puedes hacerlo a toquecitos con una esponja o con una brocha.

Con información de Enfemenino