X

Salud

¡Atención parejas! Tres conductas que pueden acabar con tu relación

Foto:  Salud180

(Caracas, 30 de septiembre. Noticias24).- La presión del entorno, ya sea en un aspecto laboral o familiar, puede ser un factor que influya de forma negativa en la relación de pareja; sin embargo, hay conductas, de los miembros de la relación, que puede causar que el amor se termine.

En la conducta humana existen factores influyentes, que pueden ser biológicos (los genes) o sociales, estos últimos refiriéndose a la influencia de la familia, los amigos y la sociedad en el comportamiento de todo individuo”, así lo firma un estudio de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo.

¿El amor se muere?

En muchas ocasiones es difícil distinguir una conducta que dañe la relación de pareja, ya que son tan parte de uno mismo que se hace de forma inconsciente. Por ello te mostramos tres con información de la sicóloga Ana Muñoz.

1. Críticas. Hay que tener en cuenta que criticar a tu pareja no es lo mismo que expresar un comentario sobre alguna situación. En el primer caso, estás atacando mientras que en el segundo te estás dirigiendo hacia una conducta o hecho específico. No es lo mismo decir: “Me molesta cuando haces tal cosa porque me hace sentir mal” que decirle, “Eres un egoísta por hacer eso”.

2. Desprecio. Es una de las conductas más destructivas en una relación. Puede verse en las burlas, los comentarios para ridiculizar a la otra persona o hacer que se sienta inferior, los insultos, las imitaciones en forma de burla, los comentarios que transmiten la idea de que eres superior a tu pareja o ciertos gestos que indican rechazo, como desviar la mirada con desprecio.

3. Estar a la defensiva. Consiste en buscar excusas y no aceptar la responsabilidad de nuestra conducta. Las excusas transmiten a la otra persona el mensaje de que no la tomas en serio, intentando hacer que crea algo que no es cierto.

Sólo tú puedes controlar tus conductas, ya que en ti está el poder de ver cómo haces daño al otro y a tu misma con ellas. ¡Cuídate y reflexiona!

Salud180