Murió hombre víctima de una ameba que se alojó en su cerebro en EE UU

Foto: CDC de EE UU

(Caracas, 02 de septiembre. Noticias24) –Centros Para el Control y Prevención de Enfermedades(CDC) de Estados Unidos confirmaron este lunes que Fabricio Stabile, un hombre de 29 años, residente de Nueva Jersey, murió víctima de la “ameba comecerebro”, que contrajo en el Parque de Agua BSR Cable de Waco, Texas.

Según el The New York Times (NYT), la doctora Jennifer Cope, de CDC, esta es la primera infección que se reporta en el país en los últimos tres años.

A propósito de este hecho, la administración del parque decidió cerrar temporalmente el parque, mientras técnicos de CDC tomaron muestras de agua para hacer análisis de laboratorio, cuyos resultados se conocerán esta misma semana.

Stabile se encontraba en su casa, en Vertnor el domingo 16, cortando el césped, cuando comenzó a sentir dolor de cabeza, así que tomó unos calmantes y se acostó. Durmió lo que restaba del día y la noche. Pero al día siguiente el malestar de cabeza se mantenía igual. Así que tomó otros calmantes y se acostó de nuevo.

En la tarde su madre fue a verlo y se dio cuenta que el hombre no podía levantarse y que además hablaba con mucha incoherencia, por lo que llamó a emergencias y los paramédicos lo llevaron al hospital.

Los exámenes determinaron que había contraído Naegleria fowleri, el nombre científico de la ameba, y murió cinco días después, el 21 de septiembre.

La ameba entra al cuerpo humano a través de la nariz en aguas contaminadas, se aloja en el cerebro y empieza a alimentarse del tejido nervioso. La Naegleria fowleri no vive en agua de mar.

La infección, una variante de la meningitis, es conocida en el mundo de la medicina como PAM. No se produce si la persona solamente traga el agua o entra en contacto con ella a través de la piel, y tampoco es contagiosa. De hecho, sus síntomas son básicamente los mismos de la meningitis: dolores de cabeza, náuseas, vómitos y confusión.

Más de la mitad de las 143 infecciones registradas en Estados Unidos entre 1962 y el año pasado ocurrieron en Florida y Texas, y solamente cuatro de las personas afectadas sobrevivieron.

Para prevenir la enfermedad en caso de visitar parques de agua dulce, o nadar en ríos y lagos, los médicos recomiendan usar cualquier tipo de máscara o presilla que impida el acceso del agua a las cavidades nasales.

Y en caso de necesitar enjuagues nasales, recomiendan hacerlo solamente con agua hervida o destilada.

Con información de Infobae

Foto: BSR Cable de Waco