X

Salud

Aprende cuatro tips para aliviar el dolor después de una inyección

Foto: Composición Noticias24     

(Caracas, 07 de enero – Noticias24).- La mayoría de las personas han pasado por la no tan agradable experiencia de recibir una inyección, las cuales pueden ser muy dolorosas o no, dependiendo del medicamento y la cantidad que te receten vía intravenosa, pero ¿Cómo aliviar ese dolor?.

Lea también: Las inyecciones de biopolímeros pueden causar la muerte, dice un cirujano plástico.

Para aliviar ese molesto dolor luego de ser inyectados existen remedios caseros que te pueden ayudar a evitar moretones si te moviste o te pusiste tenso y otros más si la inflamación en la zona persiste después de que te apliquen varias inyecciones:

1- Ungüento antiinflamatorio:

Si has pasado por una sesión de varias inyecciones, hablemos de más de 5, es probable que el glúteo se encuentre inflamado o amoratado. Para esto puedes aplicar pomadas o ungüentos que contengan antiinflamatorios, como naproxeno, ibuprofeno, diclofenaco o algo más casero, como la árnica.

Aplícala y frota suavemente en la mañana y en la noche, con movimientos circulares para desvanecer el moretón.

2- Aplica hielo:

Si la zona donde te inyectaron se ve inflamada y causa dolor, el hielo ayuda a reducir los síntomas.

En una toalla envuelve un par de hielos y aplícalo en la zona de molestia. Al menos espera 15 minutos y repite durante 3 veces en el día. Esto se recomienda un par de horas después de la inyección, para evitar la contracción de los vasos sanguíneos.

3- Compresas de infusión de manzanilla:

Prepara tu infusión de manzanilla y deja enfriar, moja una toalla y aplícala sobre la zona de dolor. No necesitas dar masaje, este remedio ayuda a bajar la inflamación y mejorar la circulación en la zona.

4- Gel caliente:

Finalmente, si la molestia persiste durante varios días, existen compresas de gel que puedes calentar en el microondas o en agua previamente hervida. Puedes usarlas sobre la ropa interior para darte masaje y no quemar la piel. Esto puedes hacerlo antes de acostarte para relajar el músculo y ayudar a desvaneces moretones o disolver las bolitas que quedan si te pusiste tenso cuando te inyectaron.

con información de Bienestar180