X

Salud

Estos son algunos consejos para afrontar un diagnóstico de cáncer (+detalles)

Foto:Europa Press


(Caracas, 03 de febrero. Noticias24).-El cáncer es una de las principales causas de muerte en todo el mundo, el diagnóstico de esta patología requiere de un gran esfuerzo y comprensión por parte de los pacientes, es por ello que en Noticias24 te mostramos algunos consejos para afrontar esta enfermedad.

Recordemos que el cáncer es un proceso de crecimiento y diseminación incontrolados de células, que puede aparecer prácticamente en cualquier lugar del cuerpo, según la Organización Mundial de la Salud, que añade que el tumor suele invadir el tejido circundante y puede provocar metástasis en puntos distantes del organismo.

Consejos para afrontar un diagnóstico de cáncer

1. Como primer punto aceptar las emociones negativas y compartirlo con el entorno más cercano son algunos de los consejos que de la profesora de Psicología y Ciencias de la Educación de la Universitat Oberta de Catalunya, Tania Estapé.

2. No anticiparse a los hechos. Ansiedad, nervios, sudores, temblores, palpitaciones y problemas digestivos son las principales reacciones que las personas pueden experimentar durante la espera de los resultados de una prueba. “El paciente se encuentra ante un motivo real por el que temer, y es inevitable que prevea qué ocurriría ante la confirmación de unos resultados compatibles con una enfermedad cancerosa”, ha indicado Estapé. Ante esta situación es importante intentar relajarse.

Lea también ¿Sabías que las parejas que tienen un solo hijo son las que más se separan?

“El paciente se encuentra ante un motivo real por el que temer, y es inevitable que prevea qué ocurriría ante la confirmación de unos resultados compatibles con una enfermedad cancerosa”, ha indicado Estapé. Ante esta situación es importante intentar relajarse y tratar de no anticiparse a futuros escenarios, ha aconsejado”.

3. Aceptar las emociones negativas. Las emociones más frecuentes después del diagnóstico son el miedo, la ansiedad y la rabia, acompañadas de reacciones como la incredulidad.

“Hay una sensación de que la vida se descontrola, porque de golpe se pasa a tener un circuito vital diferente de lo que hasta entonces se había vivido”, ha subrayado la experta.

4. Compartirlo con el entorno más cercano. Puede haber pacientes que al principio no se vean capaces de hablar de ello, porque se encuentran en su propio proceso de adaptación, pero que quizás más adelante querrán compartirlo con el entorno más cercano.

“Cada paciente es un mundo y cada cual debe hacer lo que le haga sentir mejor, dado que hay personalidades más extrovertidas y otras más introvertidas”, ha apuntado la profesora. Sin embargo, se ha demostrado que las personas que perciben que tienen un buen apoyo familiar y social se adaptan mucho mejor a la enfermedad.

5. Cómo explicarlo a los niños. Una de las principales preocupaciones hoy en día es cómo afrontar la enfermedad cuando hay niños o niñas en casa.

Estapé considera que “el paciente no debe sentirse obligado o no a informar de la enfermedad a sus hijos, ni debe tener prisa para hacerlo”, y que “es bueno dejar fluir las cosas y esperar a que llegue el momento adecuado”.

6. No obligarse a ser positivo y estar animado. “Hay una falsa creencia que hace que casi sea obligatorio que las personas que contraen la enfermedad se sientan alegres e ilusionadas para asegurarse la curación”, ha especificado la experta.

7. El papel de los familiares. El cáncer es un asunto familiar. Estapé apunta que los datos demuestran que “los familiares de enfermos tienen las mismas repercusiones psicológicas que el paciente”, por lo que es normal recurrir a la ayuda de un profesional.

La ayuda de los familiares es clave durante todo el proceso de la enfermedad: deben realizar todo tipo de tareas prácticas que implican el ámbito sanitario, administrativo y de intendencia, como curar heridas, concertar horas de visita, comprar medicamentos o gestionar la baja laboral.

8. Combatir el insomnio. Una vez en la cama, es habitual que el paciente empiece a tener pensamientos negativos y angustia y no pueda parar de dar vueltas.

Si esto da lugar a episodios de insomnio recurrentes, es recomendable salir de la habitación e ir a otro lugar de la casa. “Lo que va muy bien es buscar una actividad que no sea muy elaborada pero que requiera atención, como ordenar fotografías y clasificarlas o coser, hasta que vuelva a coger el sueño”, ha ejemplificado Estapé.

9. Vida laboral. Una de las principales cuestiones una vez diagnosticado el cáncer es si hay que seguir con la vida laboral o debe dejarse de lado.

“Todo depende de lo que signifique la vida laboral para la persona: hay quien disfruta del trabajo porque se encuentra en un espacio satisfactorio, y también hay quien lo vive como una actividad negativa o difícil”, ha valorado la experta.

Con información de Europa Press