X

Salud

¡Atención! Consumir alimentos altos en grasa estimula el cáncer colorrectal

Foto: Europa Press

(Caracas, 23 de febrero – Europa Press).- Un estudio dirigido por científicos del Instituto Salk (Estados Unidos)ha señalado que las dietas con alto contenido de grasa estimulan el crecimiento del cáncer colorrectal.

Alterar el equilibrio de los ácidos biliares en el intestino y desencadenan una señal hormonal que permite que las células potencialmente cancerosas prosperen.

Los hallazgos, que han sido publicados en la revista ‘Cell’, podrían explicar los motivos por los que el cáncer colorrectal, que puede tardar décadas en desarrollarse, se observa en personas más jóvenes y que consumen dietas ricas en grasas.

En la investigación, realizada en un modelo de ratón, los científicos encontraron que los animales con una mutación APC, la mutación genética más común en personas con cáncer colorrectal, desarrollaron el cáncer más rápido cuando se les daba una dieta alta en grasas.

El intestino y el colon son órganos que trabajan «duro», ya que mientras se come la tripa necesita regenerar constantemente su revestimiento para deshacer el daño causado por los ácidos digestivos. Para hacer esto, el intestino alberga una población de células madre que pueden reponer las células del revestimiento cuando sea necesario.

Lea también: El cáncer de pene existe y estos son los síntomas (+detalles)

Ante esto, los científicos han descubierto que los cánceres colorrectales a menudo se originan a partir de mutaciones en estas células madre. La mutación relacionada con el cáncer colorrectal más común se encuentra en un gen llamado APC, que normalmente actúa como un gen «supresor de tumores» porque controla la frecuencia con la que se dividen las células, y cuyas mutaciones pueden eliminar ese control y permitir que las células se dividan rápidamente y se vuelvan cancerosas.

En este sentido, los expertos comenzaron siguiendo una pista en un modelo de ratón con una mutación APC. Estos ratones desarrollan signos tempranos de cáncer colorrectal, por lo que decidió monitorear los niveles de ácidos biliares en los ratones al mismo tiempo. De esta forma, descubrieron que los tipos de ácidos biliares que se sabe que interactúan con FXR aumentaron al mismo tiempo que el inicio del cáncer, y que la presencia de ácidos biliares adicionales aceleró la progresión del cáncer.

«Vimos un aumento muy dramático en el crecimiento del cáncer relacionado con el ácido biliar. Nuestros experimentos demostraron que mantener un equilibrio de los ácidos biliares es clave para reducir el crecimiento del cáncer», han explicado los investigadores, quienes han demostrado que las dietas ricas en grasas aumentaban los niveles de dos ácidos biliares específicos que reducen la actividad del FXR.