X

Salud

La grave enfermedad que los futbolistas tienen mayor riesgo de padecer

Foto:Archivo / Noticias24

(Caracas, 28 de febrero. Europa Press).- Jugar al fútbol profesional puede estar relacionado con un mayor riesgo de desarrollar esclerosis lateral amiotrófica (ELA), según un estudio preliminar publicado este miércoles que se presentará en la 71 Reunión Anual de la Academia Americana de Neurología en Filadelfia.

La ELA es una enfermedad neurológica rara que afecta principalmente a las células nerviosas responsables de controlar el movimiento muscular voluntario, como caminar o hablar. Es una patología que empeora con el tiempo y eventualmente conduce a la muerte, en la mayoría de los casos por insuficiencia respiratoria. Actualmente no hay cura para esta enfermedad.

Lea también: Estudio demuestra cómo la profundidad del sueño afecta al cerebro (+detalles)

El estudio también reveló que los jugadores de fútbol pueden desarrollar la enfermedad 21 años antes que las personas de la población general.

«Ha habido varias muertes entre jugadores de fútbol profesionales italianos por ELA, y una investigación previa sobre ELA ha encontrado que repetidas lesiones en la cabeza pueden ser un factor de riesgo para la enfermedad, por lo que nuestro estudio trató de determinar si los jugadores de fútbol profesional tienen más probabilidades de padecer ELA que la población general», detalla el autor del estudio Ettore Beghi, del Instituto Mario Negri para la Investigación Farmacológica en Milán, Italia, y miembro de la Academia Americana de Neurología.

Los investigadores encontraron que 33 jugadores de fútbol desarrollaron ELA, o un promedio de 3,2 casos por cada 100.000 personas cada año. La tasa de ELA en la población general, calculada a partir de un registro de población italiano, habría dado como resultado 18 casos esperados de ELA, o un promedio de 1,7 casos por 100.000 personas al año.

Dado que los investigadores solo evaluaron a jugadores profesionales, los resultados no se pueden aplicar a aquellos que juegan fútbol en niveles más bajos de juego.

Beghi subraya que la ELA aún es una enfermedad rara y los resultados del estudio no deben interpretarse para sugerir que las personas deben dejar de jugar al fútbol o no iniciarse en ese deporte.