X

Salud

Para un mejor rendimiento: En estos momentos del día tu cerebro es más eficiente

Foto: BBC Mundo

(Caracas, 02 de marzo. Noticias24).- El cerebro no es una máquina perfecta que siempre funcionan igual. Y las respuestas físicas a los eventos del día no son consistentes en todo momento.

Intuitivamente, es probable que experimentes una disminución de la concentración después de comer. Pero las respuestas neurológicas fluctúan mucho más que un adormecimiento después del almuerzo.

Lea también: Toma el control de tu vida con estos consejos para vivir un día sin móvil

Programar el estrés por la mañana:

La evidencia sugiere que si tu desempeño no es el mejor por las mañanas, es mejor no tratar de forzarlo.

A pesar de los consejos de famosos líderes empresariales y de celebridades con rutinas de entrenamientos físicos extremos, cambiar tu patrón de sueño no necesariamente produce un mejor rendimiento si no es parte de tu ritmo natural.

Sin embargo, la mañana sigue siendo una parte muy importante del día. Un estudio hecho sobre trabajadores japoneses arrojó que el cerebro responde mejor a los eventos estresantes durante la mañana.

Encuentra tu mejor momento:

Los niveles de cortisol pueden estar más altos en la mañana para ayudarnos a enfrentar mejor las tareas tempranas.

«No todas las personas son más efectivas en la mañana»
, dice Cristina Escribano Barreno, psicóloga de la Universidad Complutense de Madrid.

«Refranes como ‘al que madruga Dios lo ayuda’ sacan a la luz que nuestra vida laboral está orientada a la mañana, por lo que las personas que prefieren la mañana tienen una ventaja».

Ser una persona de la mañana o de la noche está influenciado por muchas cosas: edad, sexo, factores sociales y ambientales. Nuestros cuerpos nos preparan para el estrés del día poco después de despertarnos, por lo que mientras tengas esta ventaja química, es mejor aprovecharla al máximo.

Sin embargo, para algunas tareas, nuestros cuerpos tardan un tiempo en ponerse en forma. El desempeño en tareas simples como la aritmética mental se correlaciona con la temperatura central del cuerpo: cuanto más alta es la temperatura, mejor es el desempeño.

Por lo general, nuestros cuerpos son más cálidos en las primeras horas de la noche, por lo que es mejor dejar las tareas mentales simples hasta entonces. Este ritmo diario está controlado por nuestro reloj circadiano, lo que significa que nuestra preferencia por levantarnos temprano o tarde tiene poco efecto.

Respeta tu ciclo de sueño:

Para tareas más complejas, sin embargo, la mejor hora del día depende mucho más de si eres una persona de la mañana o de la noche. Lo más importante es aislarse de las distracciones, y es mejor hacerlo de una manera que se adapte a tu ciclo de sueño.

«Las personas que necesitan realizar tareas muy complejas que exigen evitar las distracciones a menudo eligen horas en las cuales el resto del mundo está dormido», agrega Jankowski. «Para la gente matutina, esto sería muy temprano en la mañana antes de que otros estén despiertos. Para los nocturnos, este sería el momento en que otros ya están dormidos«.

Con información de BBC Mundo.