X

Salud

Bacteria “comecarne” le devoró la pierna por año y medio sin que lo notara

Foto: Cortesía RT

(Caracas, 03 de marzo. Noticias24).- Un australiano padeció la infección de una bacteria «comecarne» durante al menos 8 meses, se dio cuenta porque le salió una úlcera en la piel de un tobillo.

Lea también: Nuevo método con ADN podría identificar a un gemelo idéntico de su par  

La infección se produjo cuando el hombre se encontraba de vacaciones en una de las playas de la península de Mornington, en el estado australiano de Victoria, que se encuentra a corta distancia de Melbourne y es un destino turístico popular.

El hombre identificado como Alex, encontró en su piel una marca que parecía una picada de insecto y acudió al médico cuando notó que la picada se fue regando por su pierna. Poco después se convirtió en una úlcera. Mediante unas pruebas médicas se notó que los tejidos del paciente estaban siendo consumidos por la bacteria de la úlcera de Buruli (Mycobacterium ulcerans), que también se conoce como la úlcera «comecarne».

Destroza todo el tejido de la piel 

Este síntoma puede sentirse de dos a nueve meses. En el caso de Alex, aunque «su herida parecía asquerosamente horrible y terriblemente dolorosa», no sentía dolor, solo cuando se rascaba la pierna y «luego comenzó a doler un poco después de los antibióticos, un dolor distante e irregular», ha compartido con Science Alert.

El especialista en enfermedades infecciosas de la Universidad de Melbourne, Daniel O’Brien, manifestó que la bacteria produce una toxina que no solo disuelve la carne, sino que también adormece el dolor. Además algunos pacientes sufren de dolores extremos y sin una intervención médica oportuna los afectados pueden necesitar de una cirugía para extirpar piel o incluso sufrir amputaciones.

¿Como se contrae? 

«No estamos seguros de cómo las personas contraen esta enfermedad exactamente», ha indicado el virólogo de la Organización de Estudios Científicos e Industriales de la Mancomunidad (CSIRO, por sus siglas en inglés), Kim Blasdell.

«Sin embargo, un estudio reciente ha sugerido que si la bacteria termina en la superficie de la piel de alguien… quien luego sufre una lesión punzante como la picadura de un mosquito o un pinchazo de la espina, entonces la infección puede desarrollarse en este sitio», ha explicado.

La bacteria Buruli se detectó tanto en el suelo como en el agua. También se ha encontrado en una variedad de especies de mamíferos, como zarigüeyas, y en insectos, como mosquitos acuáticos.

La infección se ha registrado en 33 países, según datos de la Organización Mundial de la Salud, que determinó esta dolencia como una «enfermedad tropical desatendida». Según su mapa elaborado en el 2015, la mayoría de los puntos calientes infecciosos se encuentran en los trópicos, sobre todo en las zonas africanas rurales con poco acceso a la atención médica.

El caso de Alex, evidenció que el área de extensión de la úlcera «comecarne» se amplía a zonas más templadas, como la península de Mornington. Además, según Blasdell, la úlcera de Buruli se ha detectado en otras regiones templadas, como Japón.

Con información de actualidad.rt.com